Global

Oportunidades en las cadenas globales de valor

Un beneficio de las Cadenas Globales de Valor (CGV) es la oportunidad que brindan para la especialización no sólo en productos sino también en tareas, destaca un análisis difundido por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En lugar de simplemente exportar automóviles o computadoras, las economías ahora pueden encontrar nichos en etapas particulares de la cadena de valor de los automóviles y las computadoras, desde la I + D hasta la producción de materias primas, el ensamblaje y luego la comercialización.

Por ejemplo, Bangladesh se especializa en el extremo posterior de la cadena de valor de textiles y prendas de vestir, y produce prendas confeccionadas para más de 1,000 minoristas.

Así que Bangladesh no necesita adquirir las habilidades de, digamos, diseñadores japoneses y suecos para participar en las cadenas de valor de Uniqlo Co. Ltd. y Hennes & Mauritz AB.

Pero esta debería ser solo una primera etapa de desarrollo.

Con el tiempo, Bangladesh debería poder avanzar a lo largo de la cadena de valor hacia tareas de mayor valor agregado.

Cadenas Globales de Valor

Según el banco Mundial, las CGV impulsaron una revolución económica en las últimas tres décadas: el crecimiento se aceleró, los ingresos aumentaron y las tasas de pobreza disminuyeron.

Casi 50 % del comercio mundial involucra cadenas de valor mundiales, pero las crecientes tensiones e incertidumbres comerciales sobre el acceso a los mercados amenazan el futuro de estas cadenas.

En resumen, la era de la desglobalización es evidente en las tasas de participación globalmente estancadas en las CGV y en el acortamiento de la longitud de la cadena de valor.

Para precisar: la desglobalización es un término válido para aludir al fenómeno inverso al de la globalización, es decir, a aquel en el que en especial la economía (pero también la sociedad, la política o la cultura), tras una etapa de interacción e interdependencia mundiales, se vuelve de nuevo más local o regional.

Según el mismo análisis, los impulsores de las cadenas de valor mundiales en la era de la hiperglobalización (la República Popular China y Estados Unidos, entre otros) han experimentado caídas marcadas en el crecimiento de su comercio de cadenas de valor mundiales.

Pero están surgiendo varios actores más pequeños del mundo en desarrollo: Bangladesh en textiles y prendas de vestir, Filipinas en servicios empresariales y Vietnam en electricidad, por nombrar algunos. Por tanto, la desglobalización no es un fenómeno universal.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba