Mercados

OCDE: la recuperación mundial es fuerte pero desequilibrada

La producción en la mayoría de los países de la OCDE ha superado su nivel de finales de 2019 y está convergiendo en su camino prepandémico.

Pero, de acuerdo con ese organismo internacional, las economías de ingresos más bajos, en particular aquellas donde las tasas de vacunación son bajas, corren el riesgo de quedarse atrás.

En esas naciones el desnivel de la recuperación tiende a generalizarse.

También la OCDE expuso que la recuperación es desigual en las economías avanzadas.

Source: OECD.

En particular, el empleo se mantiene relativamente débil en los Estados Unidos, pero ya es más alto que su nivel prepandémico en la zona del euro.

Al mismo tiempo, el PIB de Estados Unidos se ha recuperado más rápido que el de Europa. Diferentes modelos de protección significan diferentes desafíos de cara al futuro.

OCDE

El mercado laboral está desequilibrado. Muchas personas luchan por encontrar trabajo, pero las empresas de varios sectores tienen dificultades para contratar trabajadores. Las habilidades exigidas a raíz de la crisis no son necesariamente las mismas que antes.

La escasez de trabajadores en algunos sectores refleja además una disminución en las tasas de participación de la fuerza laboral en la mayoría de los países de la OCDE.

Hacia adelante, se espera que la participación se normalice a medida que los efectos de la pandemia disminuyan, aumentando la oferta laboral, lo que ayudará a mantener un crecimiento salarial moderado.

Los desequilibrios también persisten en todas las industrias, y los sectores que dependen del contacto interpersonal, como los viajes, el turismo y el ocio, continúan sufriendo, mientras que la demanda de bienes de consumo ha sido fuerte, especialmente en los Estados Unidos.

La OCDE es un foro único donde los gobiernos de 37 democracias con economías de mercado colaboran para desarrollar estándares de políticas para promover el crecimiento económico sostenible.

También la OCDE proporciona un entorno donde los gobiernos pueden comparar experiencias, buscar respuestas a desafíos comunes, identificar buenas prácticas y desarrollar altos estándares de política económica.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba