Nota Destacada

Estados Unidos ve grandes oportunidades en el mercado farmacéutico de China

pleca

Las preparaciones farmacéuticas son la segunda mayor exportación de bienes de consumo de Estados Unidos a China, un mercado con gran potencial, de acuerdo con una investigación del Congreso estadounidense.

Las preparaciones farmacéuticas son medicamentos para uso humano o veterinario en su forma final, dosificada y consumible, como pastillas para analgésicos o inyecciones individuales de insulina.

De 2007 a 2016, las preparaciones farmacéuticas han aumentado a la segunda tasa más alta de todas las exportaciones estadounidenses de bienes de consumo a China, al pasar 402 millones en 2007 a 2,200 millones de dólares en 2016, un aumento de 438 por ciento.

El Departamento de Comercio ha identificado deficiencias en la protección de los derechos de propiedad intelectual en el sector farmacéutico de China. Según la legislación china, una empresa no puede presentar un caso de infracción de patente contra un infractor de patentes hasta que el infractor haya lanzado su producto al mercado.

Como resultado, una compañía farmacéutica estadounidense debe permitir que un infractor de patentes ingrese al mercado antes de poder tomar medidas.

El Departamento de Comercio señala que, si bien se permiten mandatos para evitar el abuso de patentes durante un litigio, “rara vez se otorgan en casos farmacéuticos”.

Además, agregó, los daños y perjuicios otorgados por los tribunales de patentes chinos son insuficientes para recuperar los ingresos perdidos.

Pero aun así, el sector farmacéutico tiene muchas oportunidades. La población de China está envejeciendo, con un estimado de 170 millones de personas mayores de 65 años en 2020, lo que aumenta la demanda china de productos farmacéuticos.

China también enfrenta varios riesgos crónicos de salud que requerirán medicación constante. Al menos 110 millones de chinos son diabéticos y en 2015 China representó el 20% de los nuevos casos de cáncer en todo el mundo (4.3 millones de casos).

Los consumidores chinos pueden preferir los productos farmacéuticos estadounidenses debido a las preocupaciones sobre la calidad de los medicamentos nacionales. China ha sido una fuente prolífica de medicamentos falsificados y defectuosos.

En 2012, las autoridades chinas incautaron 77 millones de cápsulas de gelatina producidas en el país que se crearon a partir de desechos industriales y contenían niveles excesivos de cadmio.

China ha sido un productor clave de medicamentos falsificados durante más de una década. Según la Oficina de Representación Comercial de los Estados Unidos, el 90% de todos los productos farmacéuticos falsificados incautados en la frontera de Estados Unidos en 2016 provenía de China, Hong Kong, India o Singapur.

Tags
Show More

Related Articles

Deja un comentario y te invitamos a visitar nuestras redes sociales

error: Content is protected !!
Close
A %d blogueros les gusta esto: