Global

Migración entre México y Estados Unidos: análisis de Moody’s Analytics y la SRE

Con perspectivas de Moody’s Analytics, el gobierno de México destacó lo que considera una fórmula para crecer económicamente con la migración de su país a Estados Unidos.

En la primera cuestión, un análisis de la consultoría Moody’s Analytics concluye que si la inmigración a Estados Unidos se redujera en menos de un promedio de 1 millón de personas al año en la última década, el PIB se reduciría en 1 billón en los próximos 10 años.

A partir de ello, Esteban Moctezuma Barragán, embajador de México en Estados Unidos, comentó: “Si Estados Unidos requiere de alrededor de 1 millón de personas al año, lo más importante que podemos hacer juntos es precisamente una migración ordenada, legal y segura”.

Como resultado del diálogo continuo que hay entre los dos países y la confianza que han fortalecido, el pasado 12 de octubre se anunció que Estados Unidos respondió positivamente a la solicitud de México de aumentar la movilidad laboral en la región y otorgó 65,000 nuevas visas de trabajo y el acceso a 24,000 personas por vías legales para incorporarse al mercado laboral estadounidense.

“Una cuestión muy importante de lo que aquí se acordó es que algunas nacionalidades que pasan por México para llegar a Estados Unidos en busca de asilo, serán apoyadas si llegan vía aérea y si previamente hicieron sus gestiones migratorias; si pasan por México, perderán ese apoyo”, agregó Moctezuma Barragán, en la Convención Nacional Index, el sábado pasado.

Migración

El Embajador indicó que el empleo temporal es una medida importante.

“Trabajadores que van a trabajar por seis u ocho meses, lo único que están pensando es en trabajar y, después de trabajar, regresar a sus hogares, y sus hogares están en sus países; 95% de las personas me dicen: ‘Lo que me ingresa, lo estoy empleando en construir mi casa’. Obviamente en su país, entonces están arraigando en su país”, relató Moctezuma Barragán.

Según el Embajador, el trabajador indocumentado, cuando llega a Estados Unidos, sabe que no puede salir y lo primero que hace es llamar a su familia. Por cada trabajador indocumentado, llegan otras 3 o 4 personas; mientras que el trabajador temporal se regresa a su país. “Creo que ésta es una fórmula que va a crecer”, dijo.

También Canadá -concluyó- tiene un esquema interesante en empleo temporal y, sin duda, será algo central de la relación en América del Norte, porque la movilidad laboral es algo muy importante.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba