Jets Privados Jets Privados Toluca
Manufactura

México y Brasil ganan con la guerra comercial en el corto plazo

La guerra comercial entre Estados Unidos y China está afectando las perspectivas económicas para América Latina y el Caribe, incluso cuando algunos países han visto ganancias a corto plazo debido a una desviación de los flujos comerciales, según un análisis de las Naciones Unidas.

Entre los principales beneficiarios de la región se encuentran los productores de soja de Brasil y los sectores automotriz y de maquinaria de México.

Después de que China impuso en julio de 2018 un arancel del 25% a las importaciones de soja de Estados Unidos, recurrió cada vez más a Brasil para satisfacer sus necesidades.

Las importaciones de soja de China desde Brasil aumentaron un 37% en 2018, compensando una disminución del 50% en las importaciones de soja de los Estados Unidos.

Sin embargo, en la primera mitad de 2019, un brote de peste porcina africana ha provocado una fuerte caída en la demanda general de soja de China, que se utiliza principalmente para la alimentación animal.

Como resultado, las importaciones de soja de China desde Brasil también han disminuido.

La guerra comercial, sus efectos

Mientras tanto, México se ha beneficiado de un aumento en las exportaciones de vehículos, autopartes, electrónica y maquinaria a los Estados Unidos. En todas estas categorías, la participación de mercado de México en los Estados Unidos ha aumentado desde principios de 2018, mientras que la de China cayó drásticamente.

Si bien ciertos sectores se están beneficiando de la guerra comercial, es probable que el impacto general en la región sea negativo. Existen varios canales a través de los cuales la actividad económica en América Latina y el Caribe se vería más afectada.

Primero, China y Estados Unidos, combinados, representan el 55% de las exportaciones de la región. Un crecimiento más lento de la demanda en los dos países tendría un impacto notable en la región.

En segundo lugar, la guerra comercial ejerce una presión a la baja sobre los precios de los productos básicos, incluidos el petróleo y los metales.

A principios de agosto, los precios del cobre cayeron al nivel más bajo en dos años, lo que provocó una disminución significativa de los ingresos por exportaciones en Chile y Perú.

Tercero, el conflicto comercial se suma a la incertidumbre económica, que ya es elevada en varios países, incluidos Argentina, Brasil y México, debido a problemas de política interna. Los altos niveles de incertidumbre están afectando negativamente los flujos de capital hacia la región y la inversión, lo que dificulta las perspectivas de recuperación.

 

pleca

Etiquetas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: