Inversiones

México sube 27% la IED en producción de autos y camiones

México captó 1,941 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) en la producción de autos y camiones en el primer semestre de 2022, lo que implica un aumento de 27.4% interanual, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

En esa comparación se usaron cifras preliminares, lo que es usual en este tipo de estadísticas.

Después de alcanzar un récord de 4,291 millones de dólares en la llegas da flujos de IED en la producción de autos y camiones en todo 2019, este indicador cayó a 2,774 millones de dólares en 2020 y luego volvió a descender, a 1,570 millones de dólares en 2021.

De acuerdo con el Consejo Americano de Política del Automóvil (AAPC, por su sigla en inglés), la integración del sector automotriz de América del Norte es fundamental para garantizar la competitividad global del sector automovilístico estadounidense.

La integración económica y comercial de la región comenzó hace más de 50 años, con el Pacto del Automóvil entre Estados Unidos y Canadá de 1965.

Luego esta integración se amplió en 1994 con el Tratado de Libre Comercio de América del norte (TLCAN), que añadió a México, y continúa hoy en día con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Producción de autos

A nivel mundial, hay tres centros de fabricación de automóviles altamente integrados: la Unión Europea (y sus 27 estados miembros); el noreste de Asia (predominantemente Japón, China y Corea del Sur), y América del Norte.

Cada una de estas industrias automovilísticas regionales tiene éxito gracias a la combinación de un grupo de países que aportan innovación, capital y fuerza de trabajo complementarios.

Además, el comercio automotriz libre de impuestos de América del Norte, que totalizó 225,000 millones de dólares en 2019, ahorró por sí solo más de 17,000 millones de dólares en transacciones transfronterizas libres de impuestos.

De esta manera, el TLCAN y ahora el T-MEC -con sus reglas de contenido detalladas acordadas- permiten el libre flujo de comercio e inversión en toda la región, proporcionando a los fabricantes de automóviles de Estados Unidos un alto grado de estabilidad y previsibilidad (con una excepción importante – la disputa Core/Super-core Roll-up), y las herramientas necesarias para seguir siendo competitivos a nivel mundial.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba