Jets Privados Jets Privados Toluca
América del NorteComercio

México prepara tercera aplicación de represalias contra EU

México prepara la aplicación de represalias comerciales contra Estados Unidos en caso de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, eleve los impuestos de importación contra productos mexicanos.

“(México se concentraría) en bienes suntuarios y en productos alternativos; es una lista de productos que sean políticamente sensibles”, dijo el viernes Graciela Márquez, secretaría de Economía, en el marco de su comparecencia ante la Comisión Permanente en el Senado.

También las represalias correspondería a bienes que no afecten al consumo básico de México, con protección a las cadenas de valor.

El presidente Trump amenazó con aumentar los aranceles a las importaciones de productos originarios de México en forma generalizada y gradual, de 5 a 25% a partir del 10 de junio; pero esta medida se disipó temporalmente tras un acuerdo en materia migratoria cuyos resultados se evaluarán 45 días después, a mediados de julio.

Los aranceles se incrementarían a 10% a partir del 1 de julio, a 15% desde el 1 de agosto, a 20% comenzando el 1 de septiembre y a 25% del 1 de octubre hacia adelante, si no se cumple esa misma condición.

Antecedentes de represalias

Por el caso del acero y el aluminio, México tomó la medida de impactar 3,000 millones de exportaciones estadounidenses con un arancel de 20% a productos como manzanas, arándanos y papas desde el 5 de junio. Un mes después, puso en vigor una segunda etapa, elevando las tarifas al queso rallado o en polvo de 10 a 20%; la correspondiente a quesos duros y semiduros, también de 10 a 20%, y la aplicada a “otros” quesos escaló de 15 a 25 por ciento.

Al mismo tiempo, México cobró un arancel de 20% a piernas, paletas y sus trozos de carne de cerdo importados de Estados Unidos desde el 5 de julio.

El 17 de mayo, Estados Unidos eliminó esas tarifas y México y Canadá anunciaron un acuerdo para eliminar los aranceles punitivos contra ambos metales de Estados Unidos, las demás tarifas de represalia y los litigios relacionados en la Organización Mundial de Comercio (OMC), además de establecer un monitoreo mayor en el sector siderúrgico regional.

Como antecedente a este caso del acero y el aluminio, la implementación de las disposiciones de transporte por carretera del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) fue un tema comercial importante entre ambos países durante muchos años, debido a que Estados Unidos había retrasado sus compromisos de transporte por camión en virtud de ese acuerdo comercial.

Tras ganar un panel de resolución de controversias, México estaba por aplicar por segunda ocasión a principios del 2011 la variante de represalia conocida como carrusel, con la que se rotan los productos con aranceles para propiciar incertidumbre sobre quiénes serán los nuevos exportadores afectados y generar una mayor presión. Fue entonces que Estados Unidos determinó reabrir el servicio.

 

pleca

Etiquetas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: