Jets Privados Jets Privados Toluca
América del NorteComercio

México pidió 10 años para ajustar reglas automotrices del TLCAN

México pidió un cambio progresivo de 10 años para cualquiera de las nuevas reglas automotrices con un componente laboral en el marco de la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero pudiera acordar en cambio un período de cinco años, informó una fuente al diario canadiense Globe and Mail.

México y Canadá aceptaron prácticamente todas las demandas del sector automotriz puestas por Estados Unidos, según ese mismo periódico y National Post, otro diario canadiense.

Estados Unidos registró un déficit con México de 82,093 millones de dólares en el comercio de productos del sector automotriz en 2017, el más alto que alcanzó entre todos sus socios comerciales, informó el Departamento de Comercio estadounidense.

La cifra incluye el comercio de automóviles, autopartes, autobuses, vehículos pesados y vehículos especiales.

El saldo negativo de Estados Unidos en esta balanza sectorial fue de 53,509 millones de dólares con Japón; de 22,299 millones con Alemania, y de 21,344 millones con Corea del Sur.

En conjunto, el déficit comercial de Estados Unidos en el comercio de mercancías en la industria automotriz sumó 199,840 millones de dólares en 2017.

Fuentes de la industria estadounidense y mexicana dijeron que México está cerca de aceptar la demanda de Estados Unidos en el sentido de que entre el 40 y 45% del contenido los vehículos fabricados en la región provienen de fábricas que pagan al menos 16 dólares por hora.

Los trabajadores automotrices mexicanos actualmente ganan montos que bordean entre 3 y 4 dólares la hora.

México aceptó elevar el valor de contenido regional para automóviles de 62.5 a 75% como regla general.

Otra de las fuentes reveló que México también está dispuesto a aceptar las demandas de Estados Unidos de que 70% de todo el acero, aluminio y vidrio utilizado en vehículos y productos electrónicos provengan de América del Norte, así como normas que reducirían la cantidad de contenido no estadounidense en textiles.

A cambio, la administración del presidente Donald Trump dejaría de aplicar aranceles de 25% al acero y 10% al aluminio a México, ni tampoco impondría aranceles de 25% a los automóviles mexicanos, como posiblemente lo haga, según lo analiza, argumentando razones de seguridad nacional.

Estados Unidos también se retractó de algunas demandas para limitar las exportaciones de productos mexicanos al mercado estadounidense, sin que se precisara en qué sentido.

El TLCAN exige que el 62.5% del costo neto de un vehículo y el 60% del costo de las piezas se originen en el subcontinente para poder gozar de las preferencias arancelarias pactadas. Éste es el requisito más alto para vehículos de motor de cualquier acuerdo comercial de Estados Unidos.

En general, los fabricantes de vehículos y partes apoyan las reglas de origen actuales, pero el sindicato United Auto Workers, al igual que el gobierno de Trump, busca establecer un porcentaje más alto de contenido regional, lo que reduciría la proporción usada en América del Norte de partes producidas en países que no pertenecen al TLCAN.

 

pleca

expo CARGA
Etiquetas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: