Mercados

México pide a EU quitar bloqueo a importaciones de camarón mexicano

México pidió este miércoles a Estados Unidos quitar bloqueo a importaciones de camarón mexicano.

El gobierno mexicano busca una alternativa para permitir nuevamente la exportación del camarón ribereño a Estados Unidos y evitar afectaciones económicas y sociales a este sector.

Estados Unidos anunció el pasado 30 de abril que suspendió las importaciones de camarón mexicano, argumentando que no se protege a las tortugas marinas en México.

“El Departamento de Estado suspendió la certificación de México porque su programa de protección de tortugas marinas ya no es comparable al de Estados Unidos”, dijo el gobierno estadounidense en un aviso publicado en aquella fecha en el Federal Register.

Previamente, Estados Unidos ordenó que México estableciera protecciones para garantizar que las tortugas marinas no queden atrapadas en redes de arrastre, redes de tamaño industrial arrastradas bajo el agua que a menudo resultan en capturas incidentales o animales atrapados involuntariamente.

México promulgó el requisito de que los pescadores usen dispositivos de exclusión de tortugas marinas en las redes para evitar que esto suceda, pero por razones desconocidas, el Departamento de Estado determinó que las expectativas no se estaban cumpliendo.

Importaciones de camarón

El comisionado nacional Octavio Almada Palafox resaltó el impacto económico y social que representa la captura de camarón ribereño para el bienestar de más de 63,000 pescadores mexicanos y sus familias, así como para más de 254, 000 personas que dependen de esta actividad.

Él precisó que las visitas de verificación fueron sólo a embarcaciones mayores de arrastre, donde se encontraron 118 deficiencias técnicas en 130 Dispositivos Excluidores de Tortugas marinas (DET), y no a embarcaciones menores ribereñas que desde el 1 de junio de 2021 no pueden exportar camarón mexicano a Estados Unidos.

“Las observaciones tomadas por las autoridades estadounidenses estuvieron relacionadas directamente con especificaciones técnicas, y en ningún momento hubo tortugas marinas atrapadas en las redes”, argumentó este miércoles el gobierno mexicano.

Por tal motivo, Almada Palafox enfatizó que la pesca ribereña de camarón no debió incluirse, en ningún momento en la restricción de las importaciones de camarón desde México a Estados Unidos.

Además, añadió, se tiene como antecedente que en 2010, en el que a México se le retiró la certificación, Estados Unidos continuó con las importaciones de camarón de ribera originarias de México, con un certificado que respaldaba su origen.

Certificaciones

Asimismo, Almada Palafox indicó que el Gobierno de México cuenta con la capacidad técnica y operativa de emitir un certificado de origen que permita las exportaciones de camarón de ribera, en tanto se recupera la certificación de camarón de altamar, lo cual se espera ocurra tras las visitas de verificación.

Desde la perspectiva del gobierno mexicano, existe información científica que respalda que la mortalidad de tortugas marinas es inexistente en la pesca de camarón de ribera, lo que se puede constatar con información derivada de los programas de Investigación de Camarón del Pacífico y Camarón del Golfo de México y Mar Caribe, que ofrecen registros de lances y muestreos llevados a cabo por el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca).

El titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) comentó que, para lograr la certificación del camarón de altamar, el Plan de Acciones Emergentes implementadas por el Gobierno de México para la conservación de tortugas marinas –publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de junio de 2021— avanza en los tiempos y formas comprometidos.

Se consideró en su última etapa la verificación del uso correcto de los DET en las embarcaciones mayores.

Pesca

También se prevé que esta verificación tenga lugar cuando menos siete días posteriores a que las embarcaciones menores inicien con la pesca de camarón de ribera.

Con base en esto, una vez revisada la flota mayor, el Departamento de Estado emitirá una resolución sobre la certificación del camarón.

En este sentido, Almada Palafox alertó que el periodo entre el inicio de la pesca ribereña y/o artesanal y el de la certificación de camarón genera incertidumbre económica y social, toda vez que no se cuenta con la autorización de exportación de camarón, lo que representa un impacto económico a los productores y sus familias.

Según la Sader, las exportaciones totales anuales de camarón a Estados Unidos alcanzaron 30,000 toneladas en 2019, con un valor de 300 millones de dólares. De este volumen, de mayo a septiembre se exportaron 6,000 toneladas.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba