ComercioEmpresasFinanzas

México el hub centroamericano que nutre a todo el continente

México está en pleno auge. De hecho, está siendo el destino de muchas empresas de materiales electrónicos que tratan de acercar su producción a los países que realmente necesitan de estos componentes como es el caso de Estados Unidos.

Tras la rotura de stock que se ha vivido desde las fábricas asiáticas, son muchas las empresas que han optado por buscar la forma de acercar la manufactura a la cadena de suministro, siendo la frontera mexicana uno de los enclaves que mejor solución daba a las nuevas demandas para este tipo de piezas electrónicas y electromecánicas.

Pero, para garantizar también la seguridad de este sector, tenía que ir de la mano de avances en el sector del transporte, que gracias a una nueva revolución empezaron hace tiempo ya a poner de su parte incorporando a las cabinas nuevas tecnologías que eran capaces de darles una protección adicional tanto al conductor como a su carga.

En este sentido, la apuesta por la seguridad patrimonial es clave cuando se trata de transportar elementos tanto electrónicos como electromecánicos que se fabrican y compran en el mercado americano.

 Su valor y la relevancia de que lleguen a tiempo a las fábricas de vehículos, por ejemplo, es clave para garantizar un sector de montaje que no necesite parar como ha sucedido previamente en países europeos ante la falta de recambio.

 “Por suerte, con las opciones que hoy tenemos para garantizar la seguridad de la carga, basándose en alertas geocercas, sensores infrarrojos e incluso gps para dar seguimiento al vehículo en tiempo real, se evitan pérdidas patrimoniales que, más allá del valor de la carga, interfieren en otros muchos sectores y su influencia” explican desde Samsara, empresa especializada en ofrecer este tipo de soluciones innovadoras, muchas de ellas basadas en la inteligencia artificial.

 La transformación mexicana a economía manufacturera está teniendo un gran impacto en su economía. No solo ha mejorado los contratos con el resto de países del continente gracias a poder proporcionar una serie de productos que antes necesitaban llegar desde fábricas asiáticas en plazos mucho más demorados sino que ha supuesto la creación de miles de puestos de trabajo cualificados.

 Este tipo de aperturas de fábricas y de materiales está siendo clave para convertir, aún más, a México en una economía creciente capaz de responder a una creciente necesidad de productos que están siendo de alta demanda para evitar las demoras de producción y entrega que se estaban sufriendo con importaciones de otros continentes.

 “México está siendo un referente en el crecimiento económico no solo por los acuerdos comerciales que está firmando sino por la capacidad que ha tenido para transformarse a país con fábricas de todo tipo que sean capaces de gestionar, desde sus fronteras, los envíos en tiempo récord y con seguridad. La ventaja de acercar la producción y destino está siendo tal que cada vez son más las compañías que buscan en los mexicanos la mano de obra cualificada que necesitan para convertirse en el hub centroamericano capaz de dar cobertura a todo el continente” explican.

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba