Logística

México contacta 4 aerolíneas de China para transporte bilateral

El gobierno de México ha contactado a cuatro aerolíneas de China para generar vuelos de manera bilateral.

En el contexto de la pandemia de Covid-19, la conectividad aérea entre México y China, directa e indirecta, se ha visto mermada, por lo que se ha dado seguimiento al interés de Aeroméxico por establecer vuelos de pasajeros y carga entre México y China (Shanghai y Shenzhen).

Para ello, el gobierno mexicano ha mantenido contactos con aerolíneas chinas que podrían interesarse en brindar dichos servicios a futuro y mantiene comunicación con Hainan Airlines para evaluar el restablecimiento del vuelo Beijing-Ciudad de México.

Aerolíneas

Además de mantener contacto con grandes aerolíneas chinas (Air China, China Southern, Sichuan Airlines, China Eastern), la Embajada de México en China realizó un informe en el que se analizaron 10 potenciales aeropuertos en China que podrían alojar vuelos de conexión entre México y China.

También se presentaron elementos clave que deben considerarse para la reactivación de la conectividad aérea binacional.

Covid-19

En 2020, el gobierno chino se apoyó en el control estatal para contener las consecuencias económicas de la pandemia, instruyendo a los bancos a otorgar préstamos a las empresas más afectadas por el virus y desplegando el sistema financiero del país para absorber los impactos de la pandemia.

Si bien la respuesta de Pekín ha permitido una rápida recuperación de la economía de China, lo ha hecho fortaleciendo el papel del estado en la gestión de la actividad económica y promoviendo políticas similares a las que han generado una mala asignación del crédito y un aumento de la deuda en el pasado.

De acuerdo con un informe del Coso estadounidense, el tenaz compromiso del gobierno chino con la estabilidad económica por encima de todo refuerza las expectativas públicas de que siempre estará allí para rescatar a los bancos o empresas en dificultades.

Esta garantía implícita de apoyo gubernamental contribuyó a que los gobiernos locales y las empresas asumieran cantidades crecientes de crédito después de la crisis de 2008, lo que generó preocupaciones actuales sobre la estabilidad del sistema financiero.

 

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: