Logística

México capta US$ 91 millones en transporte por ferrocarril

México captó 91 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) en el transporte por ferrocarril durante el primer semestre de 2018, informó la Secretaría de Economía.

Ocho empresas dan servicio de carga ferroviaria en el país: Kansas City Southern de México, Ferromex, Ferrosur, Ferrovalle, Coahuila-Durango, Ferrocarril Chiapas Mayab, Ferrocarril del Istmo y Ferrocarril Tijuana-Tecate.

En forma acumulada, de 1999 a la primera mitad de 2018, la IED dirigida al transporte por ferrocarril sumó 1,724 millones de dólares.

La infraestructura ferroviaria en México está constituida por 26,727 km de vías, de las cuales 20,722 km forman parte de las denominadas vías troncales y sus ramales, en su mayoría concesionadas. De esa cantidad, 4,450 km son vías secundarias y 1,555 km de vías son particulares.

Según la OCDE, el desempeño del servicio ferroviario en México ha tenido ciertas mejoras en aspectos como calidad de gestión, material rodante, productividad de capital y de trabajo, así como en el aumento de niveles de tráfico y cuotas de mercado.

Actualmente, México opera 74 terminales intermodales, incluidas 30 terminales multimodales interiores, 18 terminales ferroviarias, 18 terminales portuarias y ocho terminales automotrices privadas.

Gráfico: CESOP.

La Secretaría de Economía informó en el presente año que las compañías que prestan el servicio ferroviario de carga han anunciado planes de inversión combinados por 485 millones de dólares.

Origen del sistema del ferrocarril

La introducción del ferrocarril se realizó principalmente con capital extranjero; el gobierno mexicano se limitó a dar garantías a las empresas (entre otras la Nickerson, Atchinson, Topeka and Santa Fe Railroad, la Palmer y Sullivan y la Gould, Texas and Pacific Railroad, Iron Mountains and International Railroad y la Huntington, Southern Pacific Company, todas estadounidenses).

Un análisis del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, hasta 1890, cuando la mayor parte de la red de México ya estaba trazada, se homogeneizó el sistema y las reglas para los ferrocarriles.

Este proceso culminó en 1908 con la creación de la compañía gubernamental llamada Ferrocarriles Nacionales de México. Las inversiones nacionales estuvieron más vinculadas con los circuitos regionales como las rutas mineras de Pachuca y Real del Monte, así como los circuitos azucareros de Morelos y pulqueros de Hidalgo.

El crecimiento de la red ferroviaria entre 1880 y 1910 fue muy importante. Durante el Porfiriato se conectaron las principales zonas fronterizas con la capital y las zonas agroexportadoras y mineras. En 1884 se inauguró el Ferrocarril Central de Ciudad Juárez a la ciudad de México y en 1888 el Ferrocarril Nacional de Nuevo Laredo a la capital.

Gran parte de las vías férreas que existen en la actualidad en México se heredó del trazado ferroviario generado en el siglo XIX.

De los cerca de 26,000 kilómetros de caminos férreos existentes en el país, casi 20,000 km fueron construidos en el Porfiriato.

 

pleca

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba