Energía

México capta US$ 21,000 millones en proyectos eólicos y solares

EBC cuestiona iniciativa de reforma eléctrica

México captó 21,000 millones de dólares de inversiones en proyectos eólicos y solares hasta marzo de 2021, indicó el Consejo de Negocios de Energía de Estados Unidos (EBC, por su sigla en inglés).

El dato se destacó en una carta que envió el 19 de enero Mike Brown, presidente del EBC y presidente también de la empresa Burns & McDonnell International, en la que advierte que, de aprobarse, la iniciativa de reforma eléctrica en México tendrá un impacto negativo en el sector.

La misiva se dirigió a la secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm, y cuenta con el respaldo de respaldado AES, Chevron, ExxonMobil, Nema y el Energy Workforce & Technology Council.

Al principio, Brown desea que Granholm tenga en su encuentro (viernes pasado) con su contraparte mexicana, Rocío Nahle, una conversación “sólida, honesta y productiva sobre el futuro de la sector energético mexicano”.

Específicamente espera que eso ocurra sobre los “impactos negativos” de los esfuerzos del gobierno actual para revertir la reforma energética de México de 2013.

“Estos esfuerzos incluyen la nueva propuesta de reforma eléctrica y los desafíos que enfrentan los comercializadores legítimos de combustibles estadounidenses en sus operaciones mexicanas”, agregó Brown.

Con suerte, según él, Granholm puede abogar por una resolución acelerada de los múltiples estancamientos que están obstaculizando las inversiones de Estados Unidos y traer algo de responsabilidad al proceso.

Proyectos eólicos

Desde la perspectiva de Brown, hay tanto un problema sustancial como un problema de procedimiento con las autoridades mexicanas.

En sustancia, los miembros del sector privado de Estados Unidos en el EBC creen que las contrarreformas del sector energético propuestas tendrán consecuencias negativas en todo el panorama energético mexicano, deteniendo la inversión del sector privado y aumentando los costos de energía y electricidad para los consumidores.

Desde las reformas de 2013-2014, las empresas han invertido miles de millones de dólares en el sector energético mexicano, desde la creación de infraestructura energética hasta la expansión de la cartera de fuentes de energía limpia y renovable.

A la vez, los comercializadores de combustibles estadounidenses también están suministrando combustibles y otros productos refinados en beneficio de la industria mexicana y los consumidores en general.

Las empresas estadounidenses han invertido millones de dólares en infraestructura y logística de midstream y downstream que actualmente, de acuerdo con el RBC, las autoridades mexicanas están volviendo no óptimas o cerrando, lo que obstaculiza las operaciones privadas legítimas de Estados Unidos.

“El sector privado quiere ser un socio del gobierno y el pueblo mexicanos, y continuar realizando inversiones que traigan energía más barata, limpia y confiable a México”, dijo enseguida.

Sobre el procedimiento, si bien ha habido algún diálogo con las autoridades mexicanas, este diálogo “ha sido inadecuado”.

Por lo tanto, “nos gustaría su ayuda para alentar a la administración de AMLO a trabajar con socios del sector privado en lugar de restringir el acceso y, en algunos casos, excluirnos”, dijo.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: