Mercados

México baja importaciones de pollo ya sin cupo a Brasil

México redujo sus importaciones de pollo en 2020 principalmente por la eliminación de un cupo otorgado a Brasil, según la empresa mexicana Industrias Bachoco.

En particular, en 2020 las importaciones totales de pollo disminuyeron 8.4% en comparación con 2019.

Brasil pudo aumentar su participación en el mercado avícola de México utilizando un cupo que el gobierno mexicano otorga para terceros países. México creó el cupo en 2013 para 300,000 toneladas de carne de pollo libres de arancel como una forma de desarrollar nuevos proveedores de aves de corral en otros países.

Aunque este estuvo casi sin usar hasta 2017, la aprobación de México de 46 plantas brasileñas para exportación permitió a Brasil poder usar el cupo.

El contingente arancelario venció el 31 de diciembre de 2019, pero se utilizó por completo en marzo de 2019.

Importaciones de pollo

México importó carne y despojos de aves de corral (incluye pavo y otros animales) por 997 millones de dólares en 2020, una contracción de 18% interanual.

De ese total, las importaciones desde Brasil sumaron sólo 10 millones de dólares, cuando en 2019 fueron por 183 millones.

Otros proveedores de las importaciones de pollo y otras aves de corral a México en 2020 fueron Estados Unidos, con 928 millones de dólares, y Chile, con 58 millones de dólares.

Según la Unión Nacional de Avicultores (UNA), los productos de pollo son la principal fuente de proteína que se consume en México.

México se encuentra entre los 10 principales productores de pollo a nivel mundial, con una producción estimada de 3 millones 593,300 toneladas de carne de pollo en 2020, y un consumo per cápita de 33.1 kilogramos al año en 2020, que se mantuvo igual en comparación con el consumo per cápita en 2019.

El pollo fresco es la carne más consumida en México.

Según la UNA, más de 90% del pollo se vende fresco, y solo un pequeño porcentaje se vende congelado y con valor agregado (marinado, empanizado, parcialmente cocido y totalmente cocido, entre otros).

Estos productos han encontrado una aceptación limitada entre los consumidores mexicanos debido a la tradición y las preferencias históricas de los consumidores por el pollo fresco.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba