Jets Privados Jets Privados Toluca
Mercados

La economía mexicana inicia 2018 con bajo dinamismo: IMEF

pleca

El Indicador IMEF Manufacturero registró en enero una disminución de 1.0 puntos, ubicándose en 51.2 unidades, lo que refleja que la economía mexicana inició 2018 con un bajo dinamismo.

Este indicador permanece en zona de expansión (>50) por octavo mes consecutivo.

El Indicador IMEF es un índice de difusión que evalúa el entorno económico con base en una encuesta de cinco preguntas cualitativas. En particular, el Indicador IMEF está construido para ayudar a anticipar la dirección de la actividad manufacturera y no manufacturera en México y, a partir de la evolución esperada de esos sectores, inferir la posible evolución de la economía en general en el corto plazo.

El Indicador varía en un intervalo de 0 a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50), de la actividad económica.

Por su parte, el Indicador IMEF No Manufacturero creció 1.1 puntos durante enero, para ubicarse en 53.1 unidades y registrar el noveno mes consecutivo en zona de expansión.

Los resultados de la primera encuesta del año apuntan a que la economía inició el año expandiéndose, pero con un bajo dinamismo. De acuerdo con el Indicador IMEF Manufacturero, la expansión en ese sector continuó debilitándose al inicio del año sin importar el tamaño de empresa.

En contraste, el Indicador IMEF No Manufacturero apunta en la dirección contraria: durante el primer mes del año la expansión en el sector no manufacturero (principalmente en el sector servicios) registró un aceleramiento.

La actividad económica nacional cerró el 2017 con una ligera mejora. Las perspectivas de crecimiento para 2018 y 2019 han mejorado, principalmente porque también lo han hecho las correspondientes para Estados Unidos. No obstante, persisten riesgos importantes asociados al resultado final de la renegociación del TLCAN.

En este contexto, el proceso electoral podría también generar tensiones en los mercados financieros. Es de esperar entonces que ambos factores contribuyan a que la inversión siga siendo débil a lo largo del año. En consecuencia, el impulso para el crecimiento económico deberá provenir de las exportaciones no petroleras y del consumo interno.

Por su parte, el Indicador IMEF a enero de 2018, que es uno de los indicadores más oportunos para anticipar el rumbo de la actividad económica en el corto plazo, refleja que al inicio del año el sector no manufacturero (principalmente servicios) parece estarse acelerando mientras que el sector manufacturero parecería estarse debilitando.

Tags
Show More

Related Articles

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Close
Close
A %d blogueros les gusta esto: