Mercados

Mercado de ciberseguridad en el mundo: perspectivas

El mercado de ciberseguridad en el mundo mantendrá un crecimiento continuó con tasas a doble dígito en los próximos años.Según datos publicados por Fortune Business Insights, este mercado se valoró en 139,770 millones de dólares en 2021 y se prevé que crezca de 155,830 millones de dólares en 2022 a 376,320 millones de dólares en 2029.Esto implica una tasa de crecimiento anual compuesto de 13.4% durante el periodo de previsión. En concreto, se espera que el mercado de ciberseguridad de la tecnología operativa se duplique con creces en menos de cinco años.

Mercado de ciberseguridad en el mundo

Un informe de julio de 2022 de MarketsandMarkets estima el mercado de seguridad de tecnología operativa en 15,500 millones de dólares, con una tasa de crecimiento anual compuesto de 15.8% de 2022 a 2027, alcanzando los 32,400 millones de dólares. Este crecimiento sitúa al mercado de la seguridad de la tecnología operativa por encima de la tasa de crecimiento anual compuesto de 13,4% prevista para el mercado general de la ciberseguridad de 2022 a 2029.

Competencia

De acuerdo con Clarity Consulting Corporation (CCC), la industria de la ciberseguridad se caracteriza por un alto grado de fragmentación, con miles de empresas que operan dentro de nichos estrechamente definidos. Esta fragmentación crea un panorama altamente competitivo en el que muchas empresas, a menudo pequeñas y especializadas, compiten por la cuota de mercado dentro de segmentos específicos de la ciberseguridad.Para CCC, esto puede significar enfrentar desafíos importantes para capturar y mantener su posición en el mercado. La ciberseguridad es fundamentalmente un problema de datos. Los avances en IA, específicamente el aprendizaje automático, donde los algoritmos utilizan datos para tomar decisiones con una mínima intervención humana, ya están revolucionando campos como la atención médica, la publicidad y el comercio de valores.El mercado mundial de la ciberseguridad ha crecido lo mismo que en valor que como resultado de nuevas amenazas y tecnologías emergentes. Este sector no solo se enfoca en proteger datos y sistemas, sino que también está viendo un aumento en la demanda de soluciones avanzadas como inteligencia artificial, aprendizaje automático y blockchain para mejorar la seguridad cibernética.