Global

Made in China cuenta con US$ 500,000 millones

El gobierno de China programa erogar unos 500,000 millones de dólares para apoyar su programa Made in China (Hecho en China), destacó la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés).

Made in China 2025 difiere del apoyo de la industria perseguido por otros miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) por su nivel de ambición y, quizás más importante, por la escala de recursos que el gobierno está invirtiendo en la consecución de sus objetivos de política industrial.

“De hecho, según algunas estimaciones, el gobierno chino está poniendo a disposición más de 500,000 millones de dólares de apoyo financiero para los sectores Made in China 2025, tanto a través del plan industrial Made in China 2025 como de los planes industriales relacionados”, dijo la USTR en un reporte divulgado este martes.

Incluso si China no logra alcanzar plenamente los objetivos de política industrial establecidos en Made in China 2025, es probable que cree o exacerbe las distorsiones del mercado y cree un exceso de capacidad en muchos de los sectores seleccionados.

También es probable, según la USRT, que cause daños duraderos a los intereses estadounidenses, ya que las empresas respaldadas por China aumentan su participación en el mercado a expensas de las compañías estadounidenses que operan en estos sectores.

Made in China

La investigación de la Sección 301 de la USTR, las acciones arancelarias y otras acciones resultantes buscan abordar el régimen de transferencia frozada de tecnología de China.

Este régimen es uno de los instrumentos a través de los cuales China pretende cumplir sus objetivos Made in China 2025.

En mayo de 2015, el Consejo de Estado de China lanzó Made in China 2025, un plan de 10 años encabezado por el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información (MIIT) y dirigido a 10 sectores estratégicos de fabricación avanzada, que incluyen tecnología de información avanzada, máquinas y herramientas automatizadas y robótica, aviación y equipos de vuelo espacial, equipos de ingeniería marítima y embarcaciones de alta tecnología, equipos avanzados de tránsito ferroviario, vehículos de nueva energía, equipos de potencia, maquinaria agrícola, nuevos materiales, productos biofarmacéuticos y productos de dispositivos médicos avanzados.

Objetivos

Aunque aparentemente tenía la intención de aumentar la productividad industrial a través de técnicas de fabricación más avanzadas y flexibles, Made in China 2025 tiene un enfoque cada vez más sofisticado y evolutivo de China a la “innovación indígena”, que es evidente en numerosos planes industriales de apoyo y relacionados.

“Su objetivo común y primordial es reemplazar las tecnologías, productos y servicios extranjeros con tecnologías, productos y servicios chinos en el mercado chino a través de cualquier medio posible para que las empresas chinas dominen los mercados internacionales”, argumentó la USTR.

Made in China 2025 busca crear empresas chinas en los 10 sectores estratégicos específicos a expensas y en detrimento de las industrias extranjeras y sus tecnologías a través de un proceso de varios pasos durante 10 años, añadió.

El objetivo inicial de Made in China 2025 es garantizar, a través de diversos medios, que las empresas chinas desarrollen, extraigan o adquieran su propia tecnología, propiedad intelectual y know-how y sus propias marcas.

El próximo objetivo de Made in China 2025 es sustituir las tecnologías, productos y servicios nacionales por tecnologías, productos y servicios extranjeros en el mercado de China.

El objetivo final de Made in China 2025 es capturar cuotas de mercado mundiales mucho mayores en los 10 sectores estratégicos específicos. Muchas de las herramientas de política utilizadas por el gobierno chino para lograr los objetivos de Made in China 2025 plantean serias preocupaciones.

“Estas herramientas son en gran medida sin precedentes e incluyen una amplia gama de intervenciones y apoyo estatales diseñados para promover el desarrollo de la industria china en gran parte restringiendo, aprovechando, discriminando o creando desventajas para las empresas extranjeras y sus tecnologías, productos y servicios. De hecho, incluso las medidas facialmente neutrales pueden aplicarse a favor de las empresas nacionales, como lo ha demostrado la experiencia pasada, especialmente en los niveles subcentrales del gobierno”, dijo la USTR.

 

pleca

Publicidad
Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: