EmpresasTrasnacionales

Los resultados de la Ley Televisa en México

Un informe difundido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hace un recuento y un balance de los resultados de la “Ley Televisa” en México.

El caso es tratado en el Informe Regional de Desarrollo Humano 2021.

En general, Televisa es una empresa líder de medios en el mundo de habla hispana, un importante operador de cable, un operador de un sistema líder de televisión de pago por satélite directo al hogar y un proveedor de banda ancha en México.

A nivel global, la compañía distribuye el contenido que produce a través de varios canales de transmisión en México y en más de 70 países a través de 27 marcas de televisión de pago, cadenas de televisión, operadores de cable y servicios over-the-top u “OTT”.

Lo que sigue es el análisis difundido en el informe referido.

Ley Televisa

A principios de la década de 2000, el gobierno de México decidió reformar su regulación en materia de telecomunicaciones.

La legislación vigente en ese momento estaba en vigor desde 1960 y estaba gravemente desactualizada.

En octubre de 2004, se presentó un proyecto de ley que establecía la nueva legislación para la regulación del sector.

Aunque el proyecto de ley generó grandes expectativas, la turbulencia previa a las elecciones presidenciales diluyó el impulso para su aprobación.

El 1 de diciembre de 2005, se propuso un proyecto de ley completamente diferente, que el 21 de marzo de 2006 la Cámara de Diputados aprobó como ley por unanimidad tras 7 minutos de deliberación.

La ley fue aprobada posteriormente por el Senado sin modificaciones, con la oposición de una minoría de senadores.

Industria de telecomunicaciones

La nueva legislación aprobada en 2006 se consideró un retroceso para la competencia en el sector de las telecomunicaciones.

Se la criticó por beneficiar a las grandes empresas ya establecidas, frente a las nuevas, de varias maneras.

En primer lugar, otorgó el control de las concesiones del espectro radioeléctrico a las empresas activas de radiodifusión durante 20 años, renovables y con prioridad sobre terceros.

Esencialmente, le garantizó a empresas como Televisa, el control del espectro radioeléctrico a perpetuidad.

En segundo lugar, amplió la esfera de actividad de estas empresas de radiodifusión.

En virtud de la nueva ley, las que desearan utilizar la frecuencia radioeléctrica para servicios de telecomunicaciones adicionales podrían hacerlo gratuitamente, mientras que las nuevas empresas interesadas tenían que ofertar por la frecuencia a través de un proceso de subasta.

Competencia

La nueva ley dificultaba enormemente la entrada de nuevas firmas al mercado y la falta de competencia en el ámbito de las telecomunicaciones implicaba una menor calidad y fiabilidad de la información emitida.

Se dice que la rápida aprobación de esta nueva legislación sin una revisión importante fue el resultado de una intensa presión de lobby.

Algunos legisladores fueron críticos de la Ley de Televisa, al punto que un grupo de 47 senadores la demandó.

La Corte Suprema declaró inconstitucionales varios de sus artículos y ordenó su derogación automática.

A pesar de la intervención de la Corte Suprema para contrarrestar la interferencia de Televisa en la política pública en esta ocasión, la firma ha mantenido una estrecha relación con los legisladores.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba