Mercados

Las indicaciones geográficas en Estados Unidos

Los Estados Unidos ofrecen protección, a través de su sistema de marcas de fábrica o de comercio, a las indicaciones geográficas extranjeras y nacionales de todo tipo de bienes y servicios.

Esto ocurre cuando determinada calidad, reputación u otra característica es imputable fundamentalmente a su origen geográfico.

De acuerdo con información de la Organización Mundial de Comercio (OMC), la protección de las indicaciones geográficas se suele otorgar en forma de marcas de certificación y marcas colectivas que indican origen regional.

Se considera que las indicaciones geográficas son un subconjunto de las marcas de fábrica o de comercio, pues, en opinión de los Estados Unidos, desempeñan las mismas funciones de identificación de la fuente que esas marcas aunque tengan por objeto específicamente la identificación de la fuente geográfica, y constituyen garantías de calidad y valiosos intereses comerciales o empresariales.

El sistema de indicaciones geográficas de los Estados Unidos utiliza estructuras administrativas de marcas de fábrica o de comercio.

La Organización de Marcas de Fábrica o de Comercio de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO) tramita las solicitudes de indicaciones geográficas.

Después de que la USPTO examina las solicitudes de indicaciones geográficas como marcas de fábrica o de comercio, o como marcas de certificación o marcas colectivas que indican origen regional, las solicitudes de indicaciones geográficas presentadas en la USPTO se publican para que las partes interesadas tengan la oportunidad de oponerse al registro.

Indicaciones geográficas

La Ley de Marcas de Fábrica o de Comercio dispone que los nombres o signos geográficos pueden registrarse como marcas de certificación, entendidas como cualesquiera palabras, nombres, símbolos o instrumentos utilizados por una o varias partes distintas del titular de la marca para certificar el origen, y establece las normas específicas que deben cumplir los terceros para poner la marca de certificación de origen regional en sus bienes o servicios.

La Ley de Marcas de Fábrica o de Comercio diferencia las marcas de certificación con indicación del origen regional y las marcas de fábrica o de comercio atendiendo a dos características: las marcas de certificación no son utilizadas por su titular; y las marcas de certificación no indican la fuente comercial ni distinguen los bienes o servicios de una persona de los de otra, lo que implica que cualquier entidad que cumpla los criterios para obtener la certificación está facultada para utilizar la marca de certificación.

Cuando las indicaciones geográficas se registran como marca colectiva que indica origen regional, debe renunciarse al término geográfico, a no ser que pueda demostrarse que ese término ha adquirido un carácter distintivo.

Si las indicaciones geográficas se registran como marcas de fábrica o de comercio, el término geográfico no debe ser engañoso; y el solicitante debe demostrar que ese término ha adquirido un carácter distintivo o renunciar al derecho exclusivo a utilizarlo.

Según un informe reciente de la OMPI, a finales de 2020 había en vigor en los Estados Unidos 606 indicaciones geográficas.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba