Oportunidades de Negocio

Las heladerías en España diversifican sus sabores 

Las heladerías en España diversifican cada vez más los sabores de sus productos, con una demanda creciente en general y, preponderantemente, de sorbetes (helados) artesanales.Hay una tendencia mundial a innovar con los sabores, desde combinaciones como “chili-chocolate” y sabores inimaginables como los de ajo o de mostaza, hasta lanzamientos como los de queso azúl o de “golosinas”.Simultáneamente, se observa una mayor concienciación sobre la salud entre los consumidores españoles, lo que impulsa la demanda de sorbetes premium, sin azúcar, con un alto porcentaje de fruta o veganos.A modo de ejemplo, la empresa Gelatiamo brinda una oferta de 50 sabores de helados artesanales, entre ellos los de galleta caramelizada y leche merengada, y su menú incluye sorbetes sin colorantes ni saborizantes: “sólo fruta para dar sabor y color. Porque contienen más de un 35% de fruta natural”.De acuerdo con Research and Markets, el mercado español de helados tuvo un valor de 1,810 millones de dólares en 2022. Este monto supone una tasa de crecimiento anual compuesta (TCAC) de 5.5% entre 2017 y 2022. En términos de volumen, el consumo de sorbetes en España totalizó 163,500 toneladas en 2022, con una TCAC de 2.7% en los últimos seis años.Las heladerías en España ofrecen también productos tradicionales como los populares sorbetes de vainilla o chocolate; o el típico helado de limón, con sus propiedades para desinflamar; o el de café, igualmente degustado a escala mundial.Grand View Research estima el tamaño del mercado mundial de helados en 79,000 millones de dólares en 2021 y predice que se expanda a una TCAC del 4.2% de 2022 a 2030. Tanto en España como en todo el mundo, se espera que continúe la creciente demanda de helados impulsivos, lo mismo de conos y sándwiches que de paletas. Y estos motores del crecimiento de la industria serán previsiblemente mayores en los países en desarrollo, según la Asociación Internacional de Distribuidores y Vendedores de Helados (IAICDV, por su sigla en inglés).

Heladerías en España

En España, los productores de helados y otras novedades congeladas, incluidas marcas nacionales y tiendas locales, producen una amplia gama de sabores de helados, complementos, alternativas (productos no lácteos) y métodos de entrega para satisfacer las distintas preferencias de sus consumidores. Como punto de comparación, un estudio reciente realizado en Estados Unidos por la Asociación Internacional de Alimentos Lácteos (IDFA, por su sigla en inglés), a 75% de los participantes encuestados les gusta elegir entre una variedad de sabores y productos de helado y a 55% les gusta probar sabores de helado innovadores o exóticos.En la misma encuesta, se descubrió que los productos de helado premium se encuentran entre los más populares, superando a los productos y alternativas de helado “regulares”, no lácteos, sorbetes y otros helados congelados. Además, 47% de los consumidores encuestados se consideran personas preocupadas por su salud, lo que sugiere que la calidad de los ingredientes y las alternativas «más saludables» como los helados no lácteos pueden atraer a casi la mitad de estos consumidores. Por su parte, en España, el consumo de helados se caracteriza por una fuerte estacionalidad, de forma que más de la mitad de las compras (53.7%) se concentra en los meses de junio (15.4%), julio (20.1%) y agosto (18.2 por ciento).En la encuesta de la IDFA, 39% de los participantes encuestados afirmó que compran helado en una heladería y lo comen en la tienda o fuera. Además, 37% de los consumidores encuestados afirmó comprar helado en una tienda y comer en casa. Ambas estadísticas sugieren que las heladerías siguen siendo un destino popular para la distribución de helados y productos novedosos congelados.

 

Redacción Opportimes