Jets Privados Jets Privados Toluca
Finanzas

Las apuestas a favor del peso caen por séptima semana consecutiva

El peso cerró con una depreciación semanal de 1.69% o 33.7 centavos, cotizando alrededor de 20.28 pesos por dólar, perdiendo terreno frente al dólar por segunda semana consecutiva. La depreciación del peso está relacionada principalmente con una caída sostenida de las apuestas especulativas a favor del peso en el Mercado de Futuros de Chicago (CME, por sus siglas en inglés), las cuales disminuyeron por séptima semana consecutiva. En la semana comprendida entre el miércoles 30 de mayo y el martes 5 de junio, las posiciones brutas a favor del peso se redujeron 4.43%. Lo anterior, aunado a un incremento de 47.7% en las posturas a la espera de una depreciación del peso, ocasionó que las posiciones netas se volvieran negativas en 11,110 contratos, es decir, que el número de apuestas a la espera de una depreciación del peso es mayor que a la espera de una apreciación, lo cual no había ocurrido desde abril de 2017.

Las presiones al alza para el tipo de cambio durante la semana estuvieron relacionadas con la incertidumbre sobre el futuro de la renegociación del TLCAN, pues se confirmó que las negociaciones se aplazarán hasta 2019, por lo que la ratificación del nuevo acuerdo quedará en manos de una nueva administración federal en México y de un nuevo Congreso en Estados Unidos. Cabe notar que la depreciación del peso se acentuó luego de que Larry Kudlow, principal asesor económico de la Casa Blanca, confirmó que Trump prefiere negociar acuerdos bilaterales con México y Canadá, en lugar de continuar con la modernización del TLCAN, lo cual abre la posibilidad a que se termine el TLCAN y genera incertidumbre sobre la relación comercial de México con Estados Unidos.

Asimismo, disminuyó el optimismo sobre la posibilidad de que se alcance un nuevo acuerdo en el corto plazo luego de que la Secretaria de Economía (SE) anunció la entrada en vigor de las medidas arancelarias equivalentes sobre la importación de 71 productos estadounidenses, en respuesta a los aranceles impuestos por Estados Unidos sobre la importación de acero y aluminio. La SE también informó el inicio de un proceso de resolución de controversias contra Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), justificando violaciones al acuerdo de salvaguardas establecido por el organismo internacional.

Al cierre de la semana, las pérdidas del peso también se debieron a una menor preferencia por divisas de economías emergentes, ante el regreso en la aversión al riesgo en los mercados financieros globales. Las pérdidas semanales en las divisas de economías emergentes, principalmente de Sudáfrica y Brasil, estuvieron relacionadas con el deterioro de las expectativas de crecimiento de sus economías, el incumplimiento de sus metas fiscales, las presiones inflacionarias observadas recientemente, así como por sus escenarios políticos inestables. Lo anterior causó que el rand sudafricano cerrara la semana con una pérdida semanal de 2.98%, mientras que el real brasileño mostró una depreciación máxima de 5.32% en su peor nivel del jueves, aunque logró cerrar la semana con una apreciación de 1.62%, ante la promesa del Banco Central de intervenir en el mercado cambiario. Es importante mencionar que el real brasileño es una moneda no entregable, por lo que quienes quieren cubrirse o especular contra el real, lo hacen utilizando al peso como sustituto, razón por la cual el peso se ve afectado por lo que sucede en Brasil.

Es importante mencionar que los acontecimientos particulares que afectaron la demanda por activos de riesgo incrementan la incertidumbre en un contexto donde permanecen las tensiones ante una posible guerra comercial entre Estados Unidos y varios de sus principales socios comerciales.

La siguiente semana los participantes del mercado centrará su atención en la reunión entre Donald Trump y Kim Young Un, líder de Corea del Norte, que se llevará a cabo el martes 12 de junio, así como en el anuncio de política monetaria de la Reserva Federal el próximo miércoles 13, en donde el mercado anticipa un incremento en la tasa de interés. Lo anterior podría llevar a un fortalecimiento generalizado del dólar estadounidense frente a sus principales cruces. Particularmente en México, el mercado seguirá atento a la publicación de noticias relacionadas con la renegociación del TLCAN y con las elecciones de México, pues el próximo martes de 12 de junio se llevará a cabo el tercer debate presidencial. Es importante recordar que se espera que la incertidumbre política continúe hasta el 1 de julio, por lo que no se puede descartar que el tipo de cambio observe presiones al alza adicionales como resultado del proceso electoral.

Durante la semana, la paridad peso-dólar alcanzó un mínimo de 19.8627 y un máximo de 20.6549 pesos por dólar. El euro-peso alcanzó un mínimo de 23.2240 y un máximo de 24.3793 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta. Por su parte, el euro tocó un mínimo de 1.1653 y un máximo de 1.1840 dólares por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 20.2771 pesos por dólar, 1.3407 dólares por libra y en 1.1771 dólares por euro.

 

Gabriela Siller; PhD

Director de Análisis Económico-Financiero.

Banco BASE

Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: