Oportunidades de Negocio

Las 3 indicaciones geográficas de México

México tiene registradas tres indicaciones geográficas (IG), todas ellas en el estado de Oaxaca, al sur del país, según información de la Secretaría Economía.

Como parte de los trabajos en la Organización Mundial de Comercio (OMC), México ha patrocinado la Propuesta conjunta relativa al establecimiento de un sistema multilateral de notificación y registro de las indicaciones geográficas de vinos y bebidas espirituosas.

Indicaciones geográficas

En 2018, la Ley de Propiedad Industrial (LPI, promulgada en 1991) de México fue revisada para, entre otras cosas, introducir el régimen de protección de las indicaciones geográficas; reducir el plazo (de 6 a 2 meses) para presentar una oposición a una solicitud de patente; extender el plazo máximo (de 15 a 25 años) para la protección de los diseños industriales; y permitir el registro de marcas no tradicionales y de marcas de certificación.

Las tres indicaciones geográficas son: Tallas de Madera: Tonas y Nahuales, Artesanías de los Valles Centrales de Oaxaca; Seda de Cajonos, y Tapetes de Teotitlán, Santa Ana y San Miguel del Valle.

Acuerdos internacionales

Los derechos de propiedad intelectual (DPI) en México están regulados por la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial (LFPPI), la Ley Federal del Derecho de Autor (LFDA) y la Ley Federal de Variedades Vegetales (LFVV). La LFPPI es una nueva ley de 2020, que deroga la LPI de 1991.

México es parte en 18 tratados de la OMPI. En 2020 entró en vigor el Arreglo de La Haya (registro internacional de dibujos y modelos industriales) para México.

Asimismo, México es parte en el Convenio de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV) de 1978.

Los organismos responsables de los DPI siguen siendo el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR) y el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) de la SADER.

Entre 2017 y 2021, al igual que durante el anterior periodo de examen (2013-2017), casi todas las patentes fueron solicitadas por no residentes, mientras que los mexicanos optaron por proteger sus invenciones por medio del registro de modelos de utilidad.

Según el IMPI, el bajo número de patentes solicitadas por los mexicanos obedece a varios factores, sobre todo la falta de inversión en I+D.

Entre 2017 y 2021 el mayor número de patentes fue concedido para los artículos de uso y consumo (42%), las técnicas industriales diversas (22%) y la química y metalurgia (14 por ciento).

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba