Nota Destacada

Larrea es un buen traficante de influencias: AMLO

El candidato presidencial de la alianza Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), calificó al empresario Germán Larrea, presidente ejecutivo y del Consejo de Administración de Grupo México, como un “buen traficante de influencias”.

“(Es) un empresario y también un buen traficante de influencias, es el segundo hombre más rico de México, el primero es (Carlos) Slim”, dijo en un mitin en Poza Rica, Veracruz.

“Dueño de minas y de muchos negocios en el País. Aparece en la lista de los hombres más ricos del mundo, tengo que tratar este tema porque tenemos que salir al paso a toda campaña que han implementado para asustar al pueblo de México”.

De acuerdo con Forbes, Germán Larrea (64 años) cuenta con una fortuna de 17,300 millones de dólares. Grupo México se ubica dentro de los primeros cinco lugares como productor de cobre en el mundo y cuenta con las mayores reservas de cobre a escala mundial. En 2017, el cobre representó 65% de los ingresos totales del grupo. La empresa sigue siendo la de menores costos operativos en la industria, medida en efectivo por libra de cobre (cash-cost), con 1.11 dólares.

Para este año, uno de los catalizadores más importantes para Grupo México será el desempeño que registre su división de transportes, ante todo porque el año pasado adquirió a Florida East Coast Railway (FEC). Esa adquisición lo posiciona como el jugador más relevante en materia de transporte en América del Norte, le otorga una mayor diversificación de clientes y una más alta exposición a escala mundial.

López Obrador afirmó que la bonanza de Larrea comenzó cuando el entonces presidente Salinas le remató a un precio cinco veces menor la concesión de la mina de Cananea.

“Entiendo que Germán Larrea no quiera el cambio porque a él le ha ido bien. Él, antes de Salinas, no aparecía en la lista de los hombres más ricos del mundo; él empieza a aparecer en esta lista a partir de que Salinas de Gortari le concesionó, le remató, la histórica mina de Cananea, en Sonora”, dijo.

Aunque algunos temen que López Obrador pueda revertir las reformas de México y dañar las relaciones de Estados Unidos, otros predicen que él gobernaría como moderado, dada su probable falta de mayoría legislativa y la difícil situación fiscal y de seguridad que heredaría.

“(Le pido) que no ande asustando a nadie y que él mismo no tenga miedo, vamos a triunfar y se va a dar garantías a la inversión, no se va a afectar a ningún empresario, lo único que queremos es que se acabe la corrupción y el influyentismo, que el Gobierno ya no esté secuestrado por una minoría rapaz. Lo único que queremos es que el Gobierno de México represente a todos los mexicanos, a pobres y ricos, para eso es nuestra lucha”, dijo López Obrador.

En 2018, el partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA, al que pertenece AMLO) eligió a Napoleón Gómez Urrutia, un ex dirigente sindical minero, como candidato al Senado, vía plurinominal.

“(Larrea) se jacta de que no hace negocios con el Gobierno y que no usa el influyentismo. Hace poco, recuerdo que le entregó el Gobierno corrupto de Guanajuato un libramiento que se construyó con dinero del presupuesto público, dinero del pueblo, y le entregaron a él la concesión de esa carretera, ¿a cambio de qué? De influyentismo y de apoyo a los candidatos del PAN”, asentó el tabasqueño.

“¿Qué hizo? Nada, porque tiene mucho dinero, pero poco corazón, poco humanismo; no invirtió para desenterrar los cuerpos de los mineros”, dijo López Obrador.

 

pleca

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba