Energía

La USCC: reforma a la Ley de la Industria Eléctrica violaría el T-MEC

La Cámara de Comercio de Estados Unidos (USCC por sus siglas en inglés) opinó que la reforma y adición a diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica podría violar los compromisos de México en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

También la USCC consideró que esa misma iniciativa podría crear un monopolio en el sector eléctrico mexicano.

Entre otros cambios, la iniciativa establece que “El sistema eléctrico nacional  deberá ser alimentado en este orden: en primer lugar, subirse a la red de distribución la energía producida en las hidroeléctricas; en segundo, lo generado en otras plantas de la CFE; en tercero, la energía eólica o solar de particulares y al final, la energía de ciclo combinado de empresas privadas.”

“La Nueva Política Energética demanda ajustes a la Ley de la Industria Eléctrica. El sistema del despacho de los generadores eléctricos, impuesto a través de la emisión de dicha Ley, es uno de los mecanismos destinados a establecer grandes privilegios a la generación privada, con grave perjuicio a la CFE”, se afirma en la iniciativa.

Lo anterior implica que, por ley, se dará prioridad a la electricidad vendida por la CFE, aunque llegue a ser más cara.

La USCC tiene un punto de vista opuesto al del gobierno federal de México.

“El proyecto de ley de reforma eléctrica presentado en el Congreso de México esta semana es profundamente preocupante. Cambios tan drásticos abrirían la puerta para el restablecimiento de un monopolio en el sector eléctrico y, creemos, contravendrían directamente los compromisos de México en virtud del T-MEC.

“Además, estos cambios aumentarían significativamente el costo de la electricidad y limitarían el acceso a energía limpia para los ciudadanos de México”, dijo Neil Herrington, vicepresidente para las Américas de la USCC, en un comunicado de prensa.

Cambios a la ley

Según el gobierno federal, la iniciativa tiene por objeto garantizar un sistema tarifario de precios que serán actualizados en razón de la inflación mediante la operación de centrales eléctricas reguladas por el Contrato Legado de la CFE y el Contrato de Entrega Física de Energía y Capacidad a la Red.

Entre lo propuesto destaca:

1) Modificar las definiciones de Central Eléctrica Legada, Contrato de Cobertura Eléctrica, Contrato de Cobertura Eléctrica con Compromiso de Entrega Física y Contrato Legado para el Suministro Básico.

2) Prever la obligación de que los permisos a que se refiere la Ley de la Industria Eléctrica se encuentren sujetos a los criterios de planeación del Sistema Eléctrico Nacional.

3) Establecer que el otorgamiento de Certificados de Energías Limpias no dependerá de la propiedad o la fecha de inicio de operaciones comerciales de las centrales eléctricas.

4) Eliminar la obligatoriedad de comprar por subastas para el Suministrador de Servicios Básicos.

5) Obligar a la CRE a revocar los permisos de autoabastecimiento, así como sus modificaciones, en los casos en que hayan sido obtenidos mediante la realización de actos constitutivos de fraude a la ley.

6) Revisar la legalidad y rentabilidad para el gobierno federal de los Contratos de Compromiso de Capacidad de Generación de Energía Eléctrica y Compraventa de Energía Eléctrica suscritos con productores independientes de energía.

Para tal fin modifica los artículos 3, 4, 12, 26, 35, 53, 101, 108 y 126 de la Ley de la Industria Eléctrica.

USCC

“Esta medida es la última de un patrón de decisiones preocupantes tomadas por el Gobierno de México que han minado la confianza de los inversionistas extranjeros en el país en el preciso momento en que se necesita más que nunca una mayor inversión extranjera directa en México. A medida que el país sale de su peor contracción económica desde la Gran Depresión, nada resultará más vital para su recuperación que los empleos y el crecimiento que generan los inversores estadounidenses y extranjeros”, agregó Herrington.

La USCC es un grupo de presión norteamericano que representa los intereses de numerosos negocios y asociaciones profesionales.

Asimismo, la USCC no es una agencia del gobierno de Estados Unidos.

La USCC posee un plantel de especialistas en políticas, lobistas y abogados. A la Cámara por lo general se le considera una organización conservadora.

Por lo general, la USCC apoya a los candidatos políticos republicanos, aunque ocasionalmente ha dado su apoyo a demócratas conservadores.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba