Jets Privados Jets Privados Toluca
Revolución 4.0

La tecnología puede aumentar o reducir la demanda de trabajo: OMC

pleca

La tecnología puede facilitar en diversa medida las tareas de los trabajadores o convertir en obsoletas ciertas ocupaciones, de acuerdo con un informe de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La introducción del piloto automático en los aviones, por ejemplo, facilita el trabajo de los pilotos, mejorando considerablemente su rendimiento general. Sin embargo, la automatización permite llevar a cabo tareas cognitivas o manuales sin la intervención humana. El encorchado mecánico de las botellas de vino en una bodega, por ejemplo, hace superfluo el trabajo humano.

A lo largo de la historia, el cambio tecnológico ha sido una fuente de preocupación para muchos trabajadores. Las tecnologías que implican un ahorro de mano de obra, como la mecanización de la agricultura, la introducción de robots en la industria o la automatización de los servicios, que ha acabado con profesiones como la de ascensorista, han afectado a todos los sectores.

El cambio tecnológico que permite la sustitución de mano de obra reduce la demanda de trabajo. Pero, al reducir también los costos, estimula la producción, lo que a su vez tiende a aumentar la demanda de trabajo. Por este y otros factores, como las repercusiones indirectas de la demanda local (es decir, la generación de demanda adicional asociada a los nuevos empleos), el efecto global de los cambios tecnológicos que permiten la sustitución de mano de obra es incierto.

Los efectos de las tecnologías que incrementan la eficiencia de la mano de obra sobre la demanda de trabajo también son ambiguos, ya que dependen de cómo responda la demanda de productos a la variación de los precios relativos provocada por el cambio tecnológico. En consecuencia, para determinar si el cambio tecnológico aumenta o reduce la demanda laboral global será necesario un análisis empírico.

Por lo general, los estudios empíricos han concluido que el cambio tecnológico tiene una influencia pequeña y posiblemente positiva en la demanda de trabajo y el nivel de empleo agregados. Existen, sin embargo, algunas excepciones importantes, y algunos estudios han constatado que el cambio tecnológico tiene un efecto negativo en la demanda de trabajo. Una conclusión común de la literatura económica es que, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, los principales efectos se registran no tanto en el nivel de empleo como en su estructura.

Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: