Global

La RCEP tiene un programa de aranceles complejo

La Asociación Regional Económica Integral (RCEP, por su sigla en inglés) tiene un programa de aranceles complejo, de acuerdo con un análisis del Congreso de Estados Unidos.

Para empezar, la RCEP es un acuerdo comercial megarregional sin precedentes que comprende una mezcla diversa de economías desarrolladas, en desarrollo y menos desarrolladas de la región.

Sus 20 capítulos cubren el comercio de bienes y servicios, inversiones, contratación pública, normas y reglamentos técnicos, derechos de propiedad intelectual, comercio electrónico y otros temas.

Asimismo, varios capítulos son nuevos en los TLC de la ASEAN.

La RCEP se considera un “acuerdo vivo”, con una agenda incorporada para futuras conversaciones en diversas áreas.

¿Qué países integran este bloque? China, Filipinas, Malasia, Indonesia, Singapur, Tailandia, Brunei, Vietnam, Laos, Birmania, Camboya, Japón, Corea del Sur, Australia, India y Nueva Zelanda.

La RCEP

Las partes acordaron reducir o eliminar los aranceles en aproximadamente 92% durante 20 años, con aranceles/cuotas eliminados que cubren más del 65% de los bienes comercializados.

Hay excepciones considerables en ciertos sectores, como la agricultura en el caso de Japón.

Debido a los TLC existentes, las reducciones arancelarias no son necesariamente sustanciales para todas las partes.

En los servicios, según el mismo análisis, mientras que siete miembros acordaron un enfoque de “lista negativa” que restringe solo los sectores enumerados explícitamente, ocho miembros (incluida China) negociaron para mantener un enfoque de “lista positiva” que solo liberaliza los sectores que enumeran en el acuerdo: estos países se comprometieron con la transición a una lista negativa en un plazo de seis años.

Al mismo tiempo, algunas estimaciones sugieren que al menos 65% de los sectores de servicios estarán completamente abiertos, con acceso avanzado al mercado de servicios profesionales, financieros, de telecomunicaciones, informáticos y logísticos.

Comercio electrónico

Estas y otras disposiciones van más allá de otros TLC de la ASEAN, como las protecciones de inversión que prohíben requisitos de desempeño más amplios que los compromisos anteriores (por ejemplo, la transferencia de tecnología como condición para el acceso al mercado).

La RCEP no incluye la solución de controversias entre inversionistas y estados, aunque las partes se comprometen a revisar su inclusión en un plazo de cinco años.

En el comercio electrónico, los miembros se comprometen a no imponer derechos de aduana a las transmisiones electrónicas.

Las obligaciones generales para evitar los requisitos de localización de datos o las transferencias de datos transfronterizas están sujetas a amplias excepciones por motivos de política pública y de seguridad de la RCEP nacional.

El capítulo de comercio electrónico, como otros, no está sujeto a la solución general de controversias.

Las partes del acuerdo, en particular los países menos adelantados (Birmania, Camboya, Laos) y los miembros de la ASEAN negociaron un “trato especial y diferenciado” que ofrece en gran medida períodos de transición para varios compromisos (por ejemplo, relacionados con el comercio electrónico, la facilitación del comercio y los derechos de propiedad intelectual).

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba