Nota Destacada

La pobreza mundial se disparó de nuevo

La pandemia de Covid-19 empujó a casi 80 millones de personas de vuelta a la pobreza mundial en 2020, indicó un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Luego, el resultado de las interrupciones de la oferta y la demanda de mano de obra fue que en 2021 los mercados laborales continuaron luchando, ganando un terreno modesto pero sin volver a los niveles previos a la pandemia.

El número de personas empleadas que vivían en la pobreza mundial extrema o moderada aumentó en 2020.

Así que esta tendencia adversa socavó los logros de desarrollo obtenidos con tanto esfuerzo en los años previos a la pandemia, lo que retrasó el progreso alcanzado hacia el logro de muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Pobreza mundial

Por ejemplo, entre 1999 y 2019, el número de personas en situación de pobreza extrema se redujo en más de 1,000 millones.

Pero ahora, por primera vez en 20 años, la pobreza mundial ha aumentado significativamente, con el dato estimado en 2020.

Y más recientemente, el análisis de ONU Mujeres y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sugirió que para 2021, aproximadamente 435 millones de mujeres y niñas en todo el mundo vivirían con menos de 1.90 dólares por día, y que 47 millones volverían a caer en la pobreza como resultado de la pandemia.

Según la OIT, las perturbaciones del mercado laboral y la pérdida de medios de subsistencia han contribuido a provocar este preocupante quiebre en la tendencia de reducción de la pobreza.

Al mismo tiempo, cuando se trata de los impactos de la pandemia en el mercado laboral mundial, las mujeres, especialmente las mujeres jóvenes, se encuentran entre las más afectadas, y su recuperación también ha sido una de las más lentas.

Incluso en tiempos que no son de crisis, los déficits de trabajo decente son más pronunciados entre las mujeres.

La OIT describe que las mujeres tienden a recibir una remuneración más baja por el mismo trabajo y con frecuencia soportan peores condiciones de trabajo que sus contrapartes masculinas.

También ellas son más susceptibles a los despidos y enfrentan más barreras para reingresar al mercado laboral que los hombres.

Las mujeres constituyen una gran parte de la fuerza laboral en algunos de los sectores más afectados por la crisis del Covid-19.

Por ejemplo, las mujeres constituyen más del 70% de los trabajadores en las instituciones de salud y atención en todo el mundo.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba