América del NorteComercio

La OMC y los agentes aduanales en México

Miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) cuestionaron la obligación de usar agentes aduanales para poder importar a México.

Estos posicionamientos se hicieron en el Examen de las Políticas Comerciales de México de la OMC, en Ginebra, Suiza.

Los miembros acogieron con satisfacción la creación del Comité Nacional de Facilitación del Comercio de México y tomaron nota de la adopción de medidas para simplificar los procedimientos aduaneros.

“No obstante, algunos miembros observaron que todavía hay margen para realizar más esfuerzos para reducir los procedimientos de importación que pueden resultar costosos o gravosos, como la necesidad de designar un agente de aduanas, una agencia de aduanas o un representante legal para gestionar el despacho de aduanas”, dijo la embajadora Clare Kelly, de Nueva Zelanda, quien presidió la reunión del examen.

Los agentes aduanales representan a los importadores y exportadores ante el gobierno mexicano, a fin de llevar a cabo el despacho de las mercancías de éstos y verificar la logística aduanal de las mismas.

Agentes aduanales

También en la reunión del examen se planteó la preocupación por el uso de remedios comerciales, en particular la aplicación y renovación de las medidas antidumping.

En el ámbito de la contratación pública, los miembros instaron a México a proseguir sus esfuerzos y a avanzar en la apertura de sus mercados a las empresas extranjeras.

En cuanto a los aranceles aplicados, los miembros han observado que el tipo arancelario medio aplicado en régimen de NMF ha aumentado y han animado a México a seguir reduciendo los aranceles, sobre todo para los productos agrícolas.

En cuanto a otras medidas no arancelarias, se pidió más información sobre los criterios del análisis económico utilizado para determinar la necesidad de imponer restricciones a la importación.

Algunos miembros expresaron su preocupación por el uso de medidas reguladoras, por ejemplo, la forma en que se aplican las medidas sanitarias y fitosanitarias y los obstáculos técnicos al comercio.

Los miembros han observado que el PIB de México se ha contraído como consecuencia de los efectos negativos de la pandemia del Covid-19, y que las autoridades han respondido aplicando medidas para atender sobre todo a las familias y empresas más afectadas, en particular las Pymes.

México no implementó paquetes de ayuda sustanciales, prefiriendo mantenerse en la senda de la estabilidad fiscal y financiera.

Los miembros se sintieron alentados al saber que el crecimiento económico se había reanudado en 2021, apuntalado principalmente por una rápida recuperación del comercio exterior de México, que se había contraído durante la pandemia.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba