Automotriz

La industria automotriz no quiere modificar reglas de origen del TLCAN: AMIA

pleca

Las industrias automotrices de México, Estados Unidos y Canadá no quieren que se modifiquen las actuales reglas de origen del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), afirmó Eduardo Solís, presidente de la Asociación de la Industria Automotriz (AMIA), de México.

Las reglas de origen se refieren al criterio pactado en un Tratado de Libre Comercio (TLC) para definir cuándo un bien es considerado originario (por su nivel de contenido regional) para gozar de las preferencias arancelarias.

Para evitar pagar aranceles bajo el TLCAN, el 62.5% del contenido de un vehículo debe ser fabricado en los Estados Unidos, Canadá o México.

“Nuestra postura es que el tratado de libre comercio hoy representa una historia de éxito, a la que no tendríamos que estar moviéndole temas tan importantes como las reglas de origen”, dijo Solís.

El método de costo neto del TLCAN toma los costos totales de fabricación del vehículo, luego resta los costos de promoción, mercadeo, envío y otros factores. La figura resultante se divide entonces en el valor del contenido regional determinado rescatando el valor de todas las partes originarias fuera del área del TLCAN del costo neto para encontrar el porcentaje del contenido regional.

“Si usted consulta con la industria de los Estados Unidos, ellos están exactamente en la misma postura de que las reglas de origen que hoy tenemos representan y reflejan un mecanismo de integración muy importante, que han permitido generar valor en Norteamérica. No hay en este momento ninguna otra posición en la mesa”, agregó Solís.

Las reglas del TLCAN sirvieron de modelo para negociar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés).

Firmado el 4 de febrero de 2016, el TPP estaba integrado por Australia, Brunei, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. Pero el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la salida de su país de este bloque el pasado 23 de enero.

En sus propios acuerdos comerciales bilaterales, el Japón ha utilizado un método diferente, conocido como método de reducción, y argumentó que esto debería ser la base de las normas de origen de los vehículos en el TPP.

El método de reducción no resta el envío y la comercialización antes de realizar la determinación del contenido regional, de modo que los automóviles que usan este método tendrían un contenido regional más alto que si se usara el método del coste neto. La fórmula en el TPP permite cualquiera de los dos enfoques, que requieren que los vehículos tengan un contenido de TPP del 45% usando el método del costo neto o un 55% usando el método de reducción para calificar para las preferencias arancelarias.

El costo neto del contenido de valor regional del 45% en TPP es menor que el nivel de 62.5% en TLCAN, pero está por encima del nivel de 35% establecido en el TLC entre Estados Unidos y Corea del Sur (KORUS).

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: