Energía

La extracción de petróleo y gas de México crece 4.2%

La extracción de petróleo y gas de México creció 4.2% en el primer trimestre de 2020, a tasa anual, informó el Inegi.

El gobierno mexicano ha estado evaluando medidas para abordar el desarrollo futuro del sector mexicano de petróleo y gas, incluidos los desafíos financieros y operativos que enfrenta Petróleos Mexicanos (Pemex).

Solo en marzo, la extracción de petróleo y gas de México aumentó 1.3%, a tasa interanual.

El 15 de febrero de 2019, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunció un Programa de Fortalecimiento de Petróleos Mexicanos que incluye varias medidas para mejorar la posición financiera de Pemex con el objetivo de reposicionarlo como un activo estratégico de México e inducir cambios estructurales en la empresa.

Este programa consta de una inyección de capital de 25,000 millones de pesos, una reducción de la carga impositiva de Pemex en aproximadamente 15,000 millones de pesos por año, para una reducción acumulada anticipada de 90,000 millones de pesos a fines de 2024, un prepago de 35,000 millones de pesos bajo obligaciones gubernamentales relacionadas con los pasivos de pensiones de Pemex y aproximadamente 32,000 millones de pesos en beneficios estimados por un menor robo de combustible como resultado de medidas gubernamentales.

El 13 de mayo de 2019, el Presidente emitió un decreto para reducir la carga fiscal de Pemex y fortalecer sus finanzas durante 2019. Esta reducción en la carga tributaria está destinada a permitir que Pemex aumente la inversión en exploración y producción, así como mejorar su equilibrio fiscal.

Petróleo y gas

Pemex tiene una cantidad sustancial de deuda, en la que ha incurrido principalmente para financiar los gastos de capital necesarios para llevar a cabo sus proyectos de inversión de capital.

Debido a su pesada carga impositiva, su flujo de efectivo de las operaciones en los últimos años no ha sido suficiente para financiar sus gastos de capital y otros gastos y, en consecuencia, su deuda ha aumentado significativamente y su capital de trabajo ha disminuido.

Los precios relativamente bajos del petróleo desde 2014 y la rápida disminución a principios de 2020, así como la disminución de la producción, también han tenido un impacto negativo en su capacidad de generar flujos de efectivo positivos, lo que, junto con su pesada carga impositiva y la mayor competencia del sector privado, ha tensado aún más su capacidad para financiar sus gastos de capital y otros gastos del flujo de efectivo de las operaciones.

Por su arte, la producción mexicana de derivados del petróleo y gas cayó 4.1% en marzo y 2.4% en el primer trimestre, a tasas anuales.

 

pleca

Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: