Energía

La dependencia petrolera de Japón

Japón ha tenido una dependencia petrolera en forma histórica para la mayor parte de sus necesidades energéticas y casi todo su petróleo es importado, sobre todo de Oriente Medio.

Los movimientos del precio del petróleo tienen, por tanto, un gran impacto en la economía nacional.

El precio del petróleo ha fluctuado significativamente en los últimos años, alcanzando aproximadamente 75,000 yenes por kilo en enero de 2014, para luego caer por debajo de 37,000 yenes por kilo en febrero de 2015, y volver a aumentar hasta aproximadamente 50,000 yenes por kilo en junio de 2015.

En el primer trimestre de 2016, el precio del petróleo cayó por debajo de los 30,000 yenes por kilo, debido al exceso de oferta y a la incertidumbre sobre la economía china.

Después del primer trimestre, el precio del petróleo comenzó a aumentar debido a la leve recuperación de la economía mundial y al acuerdo de la OPEP para reducir la producción.

Aunque el precio del petróleo disminuyó significativamente poco después del estallido de la pandemia de Covid-19 en 2020, por debajo de los 20,000 yenes por kilo-litro en mayo de 2020, ha aumentado constantemente desde entonces, ya que la economía mundial se ha recuperado gradualmente del impacto de la pandemia.

Dependencia petrolera

Recientemente, el precio del petróleo ha aumentado bruscamente hasta los 95,880 yenes por kilo en junio de 2022, en parte debido al conflicto entre Rusia y Ucrania y la consiguiente interrupción del suministro de petróleo.

De acuerdo con su propio gobierno, Japón ha trabajado para reducir su dependencia petrolera fomentando el ahorro energético y el uso de combustibles alternativos.

Además, la reestructuración de la industria, con un cambio de énfasis de las industrias primarias a las de tipo de procesamiento y ensamblaje y de la industria manufacturera a la de servicios, también ha contribuido a la reducción del consumo de petróleo.

Desde el año fiscal 2011, debido en gran parte a los efectos del terremoto, la importación de petróleo y gas natural como alternativas a la energía nuclear aumentó significativamente al incrementarse la demanda de generación de energía en las centrales térmicas.

Japón tiene una economía muy avanzada y diversificada, que se ha desarrollado en respuesta a las condiciones cambiantes de Japón y del mundo.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba