Energía

La demanda mundial de gas disminuyó 2.4%: Royal Dutch Shell

La demanda mundial de gas disminuyó alrededor de 2.4% en 2020, destacó la empresa de hidrocarburos anglo-neerlandesa Royal Dutch Shell.

En contraste, la tasa de crecimiento anual observada desde principios de siglo es de 2.5 por ciento.

Por encima de todo, el deterioro de la demanda de gas para la generación de energía y en la industria se debió a bloqueos relacionados con Covid-19.

En parte, la demanda de gas resiliente para calefacción ayudó a compensar el declive general.

La demanda se redujo en todas las regiones excepto Asia fuera de la OCDE.

En Asia no perteneciente a la OCDE, la demanda de gas creció en China, que experimentó una sólida recuperación después de mitigar los impactos de la pandemia.

Fuera de China, la demanda agregada de gas en Asia no perteneciente a la OCDE se mantuvo estable año tras año.

Demanda de gas

En 2020, las importaciones mundiales de GNL se mantuvieron casi sin cambios desde 2019, aumentando en aproximadamente 2 millones de toneladas año con año a 360 millones de toneladas.

El crecimiento de la capacidad de suministro de GNL se limitó principalmente a Estados Unidos, donde 21 millones de toneladas de nueva licuefacción comenzaron a operar comercialmente en 2020.

Ya las plantas de licuefacción que estaban en funcionamiento en Estados Unidos respondieron al entorno de precios débiles del gas reduciendo significativamente la producción a mediados de año.

También el suministro de los principales países exportadores de GNL como Egipto, Malasia y Noruega fue menor año tras año debido a interrupciones operativas y cierres para evitar pérdidas económicas.

Factores en la cotización

En Estados Unidos, el precio del gas natural en Henry Hub promedió 2.0 dólares por millón de unidades térmicas británicas (MMBtu) en 2020, esto es 21% más bajo que en 2019.

Se negoció en un rango de 1.5 a 3.2/MMBtu.

En la primera parte de 2020, hubo presión a la baja sobre los precios debido a la disminución de la demanda, a consecuencia de un invierno suave, menores exportaciones de GNL y un mercado interno débil causado por Covid-19.

Por su parte, la oferta cayó porque la actividad disminuyó a medida que los productores recortaron inversiones y porque la menor producción de petróleo significó que hubo menos gas asociado.

Durante el verano, los precios encontraron apoyo en la creciente demanda de gas que podría generar energía para enfriar durante los meses más calurosos del año.

Más adelante en 2020, la demanda se fortaleció debido al almacenamiento antes de la temporada de invierno y al aumento de las exportaciones de GNL de Estados Unidos.

En Europa, el precio promedio en el Punto de equilibrio nacional (NBP) del Reino Unido en 2020 fue 28% más bajo que en 2019.

 

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: