Energía

La CFE: el productor de energía eléctrica más grande de México

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) es la única empresa de servicios públicos integrados en México y es una de las más grandes en el mundo.

Toda la descripción siguiente de esa empresa fue hecha por Standard & Poor’s Global Ratings, quien confirmó calificaciones en escala global y nacional de la CFE y revisó perfil crediticio individual a ‘b’ de ‘b+’.

Así pues, la CFE es el productor de energía eléctrica más grande en el país y la única empresa que puede realizar actividades de transmisión y distribución de electricidad en México.

La empresa tiene un portafolio de 195 instalaciones de energía eléctrica, con una red de transmisión de más de 110,000 kilómetros (km) y una red de distribución de más de 868,000 km, que da servicio a alrededor de 46.6 millones de consumidores.

Además, tiene una capacidad de generación de 59,561 megawatts (MW) y su único propietario es el gobierno federal de México.

La CFE sigue siendo fundamental para el gobierno y se beneficia, en opinión de Standard & Poor’s, de su apoyo.

CFE

En general, la empresa continúa desempeñando un papel crítico para el gobierno mexicano al brindar un servicio clave al país, ya que la empresa tiene el monopolio de la transmisión y distribución de electricidad en México y es propietario de los activos estratégicos para la red eléctrica nacional.

También la CFE es la única empresa que proporciona electricidad a usuarios residenciales de bajo consumo y es el principal proveedor de usuarios residenciales de alto consumo.

Standard & Poor’s espera que siga siendo un participante líder en la industria de generación de energía del país.

Por otro lado, el estrecho vínculo -o vínculo integral- entre la empresa y el gobierno mexicano se basa en que el soberano es el único propietario de CFE y, desde la perspectiva de Standard & Poor’s, seguirá teniendo el control de la empresa, designará a los altos directivos de la empresa, y establecerá sus políticas estratégicas y financieras.

La CFE tiene un estatus público especial y puede ser considerada como una extensión del gobierno.

Standard & Poor’s no espera cambios en el vínculo entre el soberano y la empresa en los próximos 12 a 24 meses dada la relevancia de la empresa en la industria eléctrica nacional.

Finalmente, la CFE continúa beneficiándose del apoyo gubernamental continuo, porque los clientes residenciales de bajo y medio consumo se benefician de subsidios.

En 2021, la empresa recibió alrededor de 70,300 millones de pesos mexicanos.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: