Global

La alta demanda de cereales y el estancamiento de la tierra cultivable

La FAO proyecta que se requieran más de 1,000 millones de toneladas adicionales de producción mundial anual de cereales para 2050, un aumento de 43% con respecto a los niveles de 2005-2007.

Al mismo tiempo, el crecimiento del PIB mundial per cápita, particularmente en los países en desarrollo, contribuirá significativamente a aumentar la demanda de cultivos primarios.

A medida que aumenta el PIB per cápita mundial, se espera que la composición de la ingesta calórica diaria se aleje del consumo directo de cultivos primarios hacia las proteínas de origen animal, lo que se espera que resulte en una mayor demanda de cultivos primarios como alimento para el ganado

Básicamente, el suministro global de productos básicos agrícolas está impulsado por dos factores principales, la cantidad de acres cultivables disponibles para la producción de cultivos y la productividad de los acres que se cultivan.

Aunque la cantidad de tierras de cultivo mundiales en uso ha aumentado gradualmente con el tiempo, el crecimiento se ha estancado en los últimos 20 años, de acuerdo con la empresa Farmland Partners.

Por lo general, las adiciones a las tierras de cultivo se encuentran en áreas de productividad marginal, mientras que la pérdida de tierras de cultivo, impulsada por el desarrollo urbano, tiende a afectar principalmente a las áreas altamente productivas.

Cereales

El área de tierras de cultivo continúa aumentando en los países en desarrollo, pero después de tener en cuenta la pérdida continua de tierras de cultivo esperada, la FAO proyecta que sólo se agregarán 173 millones de acres desde 2005-2007 hasta 2050, un aumento aproximado de 5 por ciento.

En comparación, se espera que la población mundial crezca durante el mismo período a 9,100 millones, un aumento de casi 40 por ciento.

Según el Grupo del Banco Mundial, la tierra cultivable per cápita ha disminuido aproximadamente 50% entre 1961 y 2015.

Si bien Farmland Partners espera un crecimiento en la oferta global de tierra cultivable, también prevé que los propietarios sólo pongan esa tierra en producción si los aumentos en los precios de los productos básicos y el valor de la tierra de cultivo hacen que los propietarios se beneficien económicamente del uso de la tierra para la agricultura en lugar de usos alternativos.

También la empresa cree que las disminuciones en la cantidad de tierra cultivable en los Estados Unidos y en todo el mundo como resultado de la creciente urbanización compensarán parcialmente el impacto de la oferta adicional de tierra cultivable.

Además, considera que las tierras agrícolas perdidas por el desarrollo urbano afectan de manera desproporcionada las tierras agrícolas de mayor calidad.

Según un estudio publicado en 2017 en Proceedings of the National Academy of Sciences, se proyecta que la expansión urbana tenga lugar en tierras de cultivo que sean 1.77 veces más productivas que el promedio mundial.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: