América del NorteComercio

IP de telecomunicaciones de EU: T-MEC protege autonomía de IFT

La Asociación de la industria de las Telecomunicaciones (TIA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos advirtió que si el gobierno desaparece al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) violaría al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Nos preocupa el apoyo público del presidente Andrés Manuel López Obrador para eliminar o absorber en el Poder Ejecutivo ciertos reguladores independientes y autónomos, entre ellos el IFT y el regulador antimonopolio (COFECE)”, dijo la TIA, en una carta enviada, junto con otras 18 asociaciones empresariales, al USTR.

La Secretaria de Economía ha reconocido públicamente que el T-MEC protege la autonomía del IFT y la COFECE y dijo que el presidente López Obrador le indicó que respetaría el T-MEC.

Sin embargo, refieren las asociaciones, el 25 de febrero el presidente López Obrador volvió a cuestionar el valor de estos reguladores durante su conferencia de prensa matutina.

Por ello, las asociaciones expusieron que están preocupadas por la posibilidad de que se presente en el Congreso mexicano un proyecto de ley sobre reguladores autónomos que podría incluir medidas que impacten la independencia del IFT o disminuyan su presupuesto o experiencia técnica.

Desde el punto de vista de las asociaciones, estas nuevas propuestas son contrarias a los artículos 18.6 y 18.17 del T-MEC, así como a los principios de las reformas constitucionales de México.

Telecomunicaciones

También argumentaron el Gobierno de México se está moviendo para aumentar los costos para los fabricantes de equipos de telecomunicaciones de Estados Unidos.

Los requisitos de prueba en el país propuestos por el Gobierno de México en febrero de 2020 (en la Disposición técnica IFT-012-2019) aumentarían los costos para las empresas estadounidenses que venden dispositivos móviles cubiertos y dañarían a las empresas que brindan servicios de prueba, inspección y certificación.

Además, de acuerdo con sus argumentaciones, también serían redundantes para las pruebas realizadas en los Estados Unidos y en todo el mundo, y sin ningún beneficio concebible para la seguridad del consumidor mexicano.

Si bien el Gobierno de México tenía la intención de implementar los nuevos requisitos en febrero de 2021, desde entonces ha retrasado su implementación y ha presentado la propuesta a la OMC para su revisión.

Si se implementan, dijeron las asociaciones, estos requisitos probablemente violarían las disposiciones del T-MEC (Art. 11.6) en las que México se comprometió a aceptar los resultados de evaluaciones de la conformidad extranjeras.

 

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba