Global

Información errónea, desinformación y manipulación de elecciones

La información errónea y la desinformación pueden perturbar radicalmente los procesos electorales en varias economías durante los próximos dos años, de acuerdo con un informe difundido por el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés).Por un lado, la información errónea se refiere a la difusión o divulgación de información incorrecta, falsa o engañosa, ya sea de manera intencional o no.Por otra parte, la desinformación es una forma más específica de manipulación de la información que implica la difusión deliberada de información falsa con la intención de engañar, confundir o influir en la opinión pública. Según el informe, una creciente desconfianza en la información, así como en los medios y los gobiernos como fuentes, profundizará las opiniones polarizadas, un círculo vicioso que podría desencadenar disturbios civiles y posiblemente confrontaciones. Existe el riesgo de represión y erosión de los derechos a medida que las autoridades buscan tomar medidas enérgicas contra la proliferación de información falsa, así como riesgos derivados de la inacción.

Información errónea

Las capacidades disruptivas de la información manipulada se están acelerando rápidamente, a medida que prolifera el acceso abierto a tecnologías cada vez más sofisticadas y se deteriora la confianza en la información y las instituciones. El informe expone que en los próximos dos años, un amplio conjunto de actores capitalizará el auge del contenido sintético, amplificando las divisiones sociales, la violencia ideológica y la represión política, ramificaciones que persistirán mucho más allá del corto plazo. Tanto la información errónea como la desinformación están entre los principales riesgos globales. Las interfaces fáciles de usar para modelos de inteligencia artificial (IA) a gran escala, que ya no requieren un conjunto de habilidades especializadas, ya han permitido una explosión de información falsificada y contenido llamado “sintético”, desde sofisticadas clonaciones de voz hasta sitios web falsificados.

Contenido

Para combatir los riesgos crecientes, los gobiernos están comenzando a implementar regulaciones nuevas y en evolución dirigidas tanto a los anfitriones como a los creadores de desinformación y contenido ilegal en línea.La incipiente regulación de la IA generativa probablemente complementará estos esfuerzos. Por ejemplo, los requisitos en China para poner marcas de agua en el contenido generado por IA pueden ayudar a identificar información falsa, incluida la información errónea no intencional a través de contenido alucinado por IA.Sin embargo, en general, es poco probable que la velocidad y la eficacia de la regulación coincidan con el ritmo de desarrollo.

 

Redacción Opportimes