Mercados

Indicador IMEF no Manufacturero sube a 52.8 puntos

El Indicador IMEF No Manufacturero registró un aumento en marzo de 3.2 puntos para cerrar en 52.8 unidades y ubicarse en la zona expansión luego de permanecer trece meses consecutivos en zona de contracción.

La serie tendencia-ciclo de ese indicador aumentó 0.7 unidades y se mantuvo en zona de expansión por segundo mes consecutivo, ya que el dato de febrero se revisó al alza y también cruzó el umbral, luego de haber permanecido veintiún meses en zona de contracción.

Por su parte, el Indicador ajustado por tamaño de empresa aumentó 1.4 puntos para ubicarse 52.0 unidades, manteniéndose en zona de expansión por segundo mes consecutivo, al revisarse al alza el dato de febrero, que también pasó a zona de expansión, luego de haber permanecido en la zona de contracción por doce meses continuos.

El Indicador IMEF es un índice de difusión que evalúa el entorno económico con base en una encuesta de cinco preguntas cualitativas.

En particular, el Indicador IMEF está construido para ayudar a anticipar la dirección de la actividad manufacturera y no manufacturera en México y, a partir de la evolución esperada de esos sectores, inferir la posible evolución de la economía en general en el corto plazo.

El Indicador IMEF varía en un intervalo de 0 a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50), de la actividad económica

Indicador

Hacia delante, según el IMEF, los retos más relevantes que probablemente experimente la economía mexicana serán el programa de inoculación de vacunas, así como mitigar el probable rebrote que haya de Covid-19 después del periodo vacacional de Semana Santa y mejorar el clima de inversión.

Este último se ha deteriorado significativamente por la serie de incesantes iniciativas legislativas antimercado que, aunque no se aprueben, generan tensiones políticas y merman la confianza para invertir.

Asimismo, las consultas ciudadanas de dudosa representatividad, que han echado para atrás proyectos de inversión privados ya en fase de construcción y los acuerdos inconstitucionales para sepultar de facto la reforma energética de la administración anterior, también han abonado al deterioro en el clima de inversión.

El crecimiento de la inversión es condición necesaria para lograr una recuperación sostenible, máxime después de haber experimentado la recesión más profunda desde 1932.

 

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: