Nota Destacada

Inauguran gasoducto que unirá a Rusia con China

Rusia y China inauguraron este lunes el primer gasoducto que unirá a ambas naciones, como parte de un proyecto que incluye la construcción de otros dos gasoductos bilaterales.

En general, Rusia es un importante productor de energía en diversas formas, incluyendo petróleo crudo, gas natural, carbón y energía nuclear.

También la economía rusa es una destacada exportadora de petróleo y el mayor exportador de gas natural. Este último proporciona a Rusia el poder de mercado, que ha explotado con fines geopolíticos.

El gas natural es más un producto regional que el petróleo porque el gas natural requiere una infraestructura costosa para el transporte. El petróleo, por el contrario, es un mercado global en el que Rusia no tiene el mismo tipo de influencia sobre otros países.

“¡El grifo está abierto! (…) el gas entra” en China, dijo el presidente de Gazprom, Alexei Miller.

Para mantener su influencia y posición como el principal proveedor de gas de Europa, Rusia ha tratado de desarrollar múltiples rutas de ductos para reducir su dependencia de estados de tránsito como Ucrania y satisfacer los mercados regionales.

Gasoducto histórico

El gas se transportó de los yacimientos de Siberia oriental a través del gasoducto Power of Siberia, de 2,000 kilómetros. Una vez que el proyecto concluya, tendrá más de 3,000 kilómetros.

Es un “evento realmente histórico, no solo para el mercado mundial de la energía, si no, para Rusia y China”, dijo el presidente ruso, Vladimir Putin, en una videoconferencia con su homólogo chino, Xi Junping.

“El desarrollo de las relaciones sino-rusas es y será una prioridad de la política extranjera de cada uno de nuestros países”, dijo Xi.

En prospectiva, el gasoducto debería llevar gas a Shanghái en 2022 y 2023.

El costo del Power of Siberia fue estimado por Gazprom en 55,000 millones de dólares y en 2022-2023 tendrá una capacidad de 38,000 millones de metros cúbicos anuales, equivalente al 9.5% del gas consumido China.

El nuevo gasoducto se acompaña de un enorme contrato de aprovisionamiento de gas a China, estimado en más de 400,000 millones de dólares en los próximos 30 años, firmado entre Gazprom y el gigante chino CNPC en mayo de 2014 tras 10 años de negociaciones.

 

pleca

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba