América del NorteComercio

Importaciones mexicanas de maíz rompen récord en 2021

Las importaciones mexicanas de maíz de México de enero a noviembre de 2021 sumaron 4,731 millones de dólares, lo que implica ya un récord para todo 2021, de acuerdo con datos del Banco de México.

En todo 2020, las importaciones mexicanas de maíz fueron de 3,090 millones de dólares.

El anterior máximo histórico ocurrió en 2018, cuando las compras externas de México fueron de 3,289 millones de dólares.

Además de Estados Unidos, una fuente altamente concentrada de las importaciones mexicanas de maíz, México importa este grano de Brasil y Argentina.

Por ahora, el gobierno mexicano anunció que México no limitaría las importaciones de maíz transgénico de los Estados Unidos.

Tras una orden ejecutiva de fines del año pasado que buscaba prohibir en tres años el uso de maíz transgénico para consumo humano, el gobierno mexicano especificó en octubre pasado que el país no permitirá el cultivo de maíz transgénico, pero permitirá las importaciones de Estados Unidos.

Hacia adelante, las exportaciones estadounidenses de maíz se pronostican en 17,000 millones de dólares, 100 millones menos que el estimado de agosto emitido por el Departamento de Agricultura (USDA), debido a valores unitarios más bajos a pesar de los volúmenes más grandes.

También el USDA espera que el maíz de Estados Unidos sea competitivo hasta que los nuevos suministros de cultivos de América del Sur lleguen al mercado a principios de 2022.

Importaciones mexicanas de maíz

Hasta octubre de 2021, desde comienzos de ese mismo año, las importaciones de maíz de México fueron de 14.4 millones de toneladas, una caída interanual de 10.5 por ciento.

Este último dato refleja la inflación en el maíz, en un contexto en el que, en términos generales, los precios de las materias primas en el mundo se incrementaron en forma pronunciada, sobre todo las relacionadas con la energía.

La Ley de Bioseguridad de México y su Reglamento están diseñados para promover el uso seguro de la biotecnología moderna y prevenir y controlar los posibles riesgos asociados al uso y aplicación de productos biotecnológicos para la salud humana, vegetal y animal, y el bienestar ambiental.

Transgénicos

México no hace distinción entre aprobaciones de alimentos y piensos y la Cofepris es la encargada de aprobar los productos genéticamente modificados para su consumo.

De 1995 a 2018, La Cofepris aprobó 181 productos básicos genéticamente modificados para alimentos y piensos.

Para las autorizaciones de consumo, la Ley de Bioseguridad estableció que la Secretaría de Salud a través de la Cofepris tiene un máximo de 6 meses para dictar sentencia luego de recibida la solicitud completa. La lista de solicitudes recibidas debe publicarse en el Registro Nacional de Bioseguridad (NRB) de México.

Desde mayo de 2018, la Cofepris no ha publicado nuevas aprobaciones para aplicaciones de alimentos o piensos transgénicos.

El 31 de diciembre de 2020, México publicó un decreto en el Diario oficial de la Federación llamando a eliminar el uso de glifosato y maíz transgénico para consumo humano en México.

El decreto establece que el maíz y el glifosato transgénicos se eliminarán gradualmente en los próximos tres años y se reemplazarán por alternativas “sostenibles y culturalmente apropiadas”. Durante el período de transición, el glifosato no se utilizará en ningún programa patrocinado por el gobierno.

Además, de acuerdo con el decreto, cualquier cancelación de las aprobaciones de organismos genéticamente modificados existentes o la no aprobación de nuevas solicitudes de maíz genéticamente modificado deben ser transparentes, basadas en la ciencia y deben considerar el estado de autosuficiencia de maíz de México en la producción de maíz.

Actualmente, México importa alrededor de 40% de sus necesidades totales de maíz. Según el decreto del 31 de diciembre, el maíz transgénico para consumo humano se eliminará a más tardar el 31 de enero de 2024.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba