América del NorteComercio

Importaciones de soya a México mantienen tendencia a la alza

Las importaciones de soya a México han mantenido una tendencia a la alza en los últimos años y esa misma dirección podría continuar, según estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

A tasa interanual, las importaciones de Soya a México crecieron 1.7% en 2020, a 2,225 millones de dólares.

Las estadísticas de la Secretaría de Economía muestran que de ese total de compras externas, 86.5% tuvo como origen Estados Unidos y el restante 13.5%, Brasil.

Entre los usos más importantes de la soya se encuentra la obtención de proteínas, aceite, lecitina y forrajes.

Asimismo, la soya se cultiva para la producción de semillas que se transforman en harina para la elaboración de alimento para el ganado.

Para los vegetarianos, la soya es un excelente sustituto de la carne.

En particualr, el aceite de soya sirve para consumo humano y para usos industruales, como la fabricación de margarinas, mantequillas y chocolates.

Importaciones de soya

Según fuentes privadas y oficiales, se pronostica que la producción de soya en México para la campañas de comercialización 2020/2021 (septiembre-agosto) se mantendrá sin cambios en 250,000 toneladas con un estimado de 145,000 hectáreas de área cosechada.

Esto supone la reanudación de las condiciones climáticas normales, principalmente en la península de Yucatán.

El factor determinante que predomina en el rendimiento de la soja mexicana sigue siendo el clima, dado que más de 81% de la superficie de producción de soya de México no se riega.

Este nivel de producción sólo abastece 4% del consumo interno total, un nivel similar al de hace un año.

En términos de valor, las importaciones de soya a México subieron continuamente: en 2016 (1,620 millones de dólares), 2017 (1,732 millones), 2018 (2,002 millones) y 2019 (2,187 millones).

Tendencia en el mercado

De conformidad con las estimaciones del USDA, se espera que las importaciones de soya a México aumenten 100,000 toneladas en el ciclo 2020/2021 a 6.1 millones de toneladas.

Entre las principales causas está el aumento moderado en la demanda de alimento, la fuerte demanda de procesadores y el crecimiento de la población.

En la demanda de alimentos para animales, el USDA espera compras crecientes de los productores avícolas, ya que la carne de ave es una de las fuentes de proteína animal más baratas para los consumidores mexicanos.

La soja sigue siendo la principal oleaginosa importada por México que se tritura a nivel nacional, una tendencia que debería continuar en el futuro previsible.

En cuanto a su volumen, las importaciones de soya a México sumaron 5 millones 727,000 toneladas en el año calendario de 2020, una baja de 4.4% interanual.

 

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: