Industria
Trend

Importaciones de robots industriales a México

Las importaciones de robots industriales a México fueron de 134 millones de dólares en 2021, un alza interanual de 15%, según datos del Banco de México (Banxico).

Esta estadística excluye software, equipos auxiliares y servicios de ingeniería.

Del total de las importaciones mexicanas de robots industriales, 41.1% se originaron en Japón, seguidas por las provenientes de Corea del Sur (14%), Estados Unidos (10.9%), China (9.2%) y Alemania (9 por ciento).

Según el Departamento de Comercio de Estados Unidos, una tendencia que está cobrando relevancia a medida que otras industrias están adoptando estas tecnologías en toda su cadena de suministro es el uso e importación de Vehículos Guiados Automáticamente (AGV) y Robots Móviles Automatizados (MRA), entre otros.

México registró un récord en la importación de robots industriales en 2015, cuando sus compras internacionales alcanzaron 437 millones de dólares.

Robots industriales

Un estudio realizado por Warehouse Automation Market estima que el valor del mercado mundial de la automatización y la robótica puede ser de 4,000 millones de dólares en 2025.

Según la empresa Sarcos Technology and Robotics Corporation, los robots industriales están disponibles en el mercado y se utilizan en entornos industriales y de fabricación desde la década de 1970.

Suelen ser máquinas grandes e inmóviles diseñadas para automatizar tareas repetitivas que requieren una velocidad y una fuerza superiores a las que puede realizar un ser humano.

En el caso de las tareas de fabricación, los robots industriales suelen ejecutar planes mediante programación memorizada, es decir, funciones programadas de antemano por un ingeniero humano.

Fábricas

Con el tiempo, los robots industriales se han vuelto más sofisticados. Los robots industriales han sido adoptados de forma generalizada en una gran cantidad de aplicaciones y han ganado aceptación en muchas industrias.

Sin embargo, Sarcos Technology and Robotics Corporation indica que estos pesados robots industriales suelen requerir que se configuren espacios de trabajo a su alrededor y grandes jaulas de seguridad para proteger a los trabajadores en la fábrica, consumen cantidades significativas de energía y espacio, son sustancialmente menos ágiles y versátiles que los humanos y son difíciles y costosos de trasladar de un lugar a otro.

Estas características suelen limitar el número de casos de uso a tareas muy rutinarias. Por ello, dos nuevas categorías de productos, denominados robots colaborativos, o cobots, y los MRA están ganando adeptos en el mercado.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba