Mercados

Importaciones de maíz a México crecerían 1.8%: USDA

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estimó que las importaciones de maíz a México crecerían 1.8% en la campaña comercial 2021/2022, frente al ciclo previo.

Con ello, las importaciones de maíz a México ascenderían a 16.8 millones de toneladas.

De esa manera, estas compras externas permitirían igualar la demanda relativamente alcista de consumo de alimento.

A la inversa, el USDA espera que las exportaciones de maíz de México se mantengan sin cambios en 900,000 toneladas en la campaña de comercialización 2021/2022, debido a un mercado internacional con exceso de oferta y muy competitivo.

La fuerte demanda de maíz como alimento para animales y el consumo industrial ha requerido importaciones para complementar la producción nacional.

Entre tanto, el crecimiento en el uso de piensos, particularmente para el sector avícola, ha sido el principal impulsor y ha mantenido la demanda de importación de maíz en los últimos años.

El USDA proyecta que esta tendencia continúe durante el resto de la campaña de comercialización 2021/2022 para satisfacer las crecientes demandas de los sectores de alimentación animal y ganadería.

Importaciones de maíz

También el USDA estima que los altos precios de los futuros de maíz tengan un impacto limitado en los costos comerciales relacionados con los piensos, particularmente si los precios se estabilizan para el segundo semestre de 2021, como predicen algunos analistas en México.

México es el séptimo productor de maíz más grande del mundo, con aproximadamente el 2.5% de la producción mundial de maíz.

El maíz se sigue cultivando durante todo el año durante dos temporadas: primavera/verano (abril-marzo) y otoño/invierno (octubre-septiembre).

Aproximadamente, 72% del maíz mexicano se obtiene de la temporada de primavera/verano en promedio.

Asimismo, el maíz sigue siendo el cultivo más importante de México en términos de producción y consumo.

La producción en México es diversa, desde operaciones comerciales de riego a gran escala hasta fincas muy pequeñas que cultivan variedades locales en parcelas de secano para su subsistencia.

A pesar de su relevancia como cultivo principal, varios factores continúan impidiendo un aumento de la producción de maíz (así como de otros cereales secundarios y cereales) en México. La principal restricción es la baja productividad.

 

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: