Mercados

Importaciones de Italia se contrajeron 1.6% en febrero

Las importaciones de Italia se contrajeron 1.6% anual en febrero de 2021, a 33,687 millones de euros, de acuerdo con datos de ISTAT.

A la inversa, las exportaciones italianas fueron por 38,441 millones de euros, una baja interanual de 4.4 por ciento.

Por tanto, Italia obtuvo un saldo en su balanza de 4,754 millones de euros.

Las exportaciones retrocedieron debido a menores ventas de bienes de consumo no duraderos (-4,8%), bienes de capital (-7.7% ) y productos energéticos (-30,6 por ciento).

Por otro lado, las importaciones de Italia disminuyeron debido a resultados negativos de las compras de bienes de consumo no duraderos (-6.1%), bienes de capital (-0.1%) y productos energéticos (-16.3 por ciento).

Economía e importaciones de Italia 

En 2020, el PIB de Italia disminuyó 8.9%, como resultado de una parada repentina de la producción y la disminución de la demanda en la primera mitad del año y una nueva ola de infecciones en el cuarto trimestre de 2020, que detuvo la recuperación económica observada durante el tercer trimestre de 2020, donde el PIB había aumentado 15.9% en comparación con el trimestre anterior de 2020.

Como respuesta al aumento de casos de coronavirus en Italia en octubre, el gobierno promulgó una serie de medidas adicionales destinadas a prevenir la propagación del coronavirus, pero también con miras a permitir que las empresas en sectores donde el riesgo de propagación del coronavirus era menor, como la manufactura y la construcción, continúen operando.

EXPORTS, IMPORTS AND TRADE BALANCE

Este enfoque generó comportamientos diferenciados entre sectores, y los negocios de industrias que no podían seguir operando se vieron más afectados negativamente.

Así, las importaciones y exportaciones disminuyeron 12.6 y 13.8%, respectivamente, en 2020, en comparación con 2019, ambas impulsadas por una fuerte disminución tanto en la importación como en la exportación de servicios.

Las exportaciones disminuyeron en todos los sectores, excepto en el de productos farmacéuticos y químico-medicinales, alimentos, bebidas y tabaco, y productos agrícolas.

En el cuarto trimestre de 2020, las exportaciones italianas de bienes crecieron en línea con el comercio mundial.

Regresaron a niveles justo por debajo de los anteriores a la pandemia, compensando la caída de los flujos turísticos internacionales, que se contrajeron nuevamente tras la recuperación observada durante el verano.

Por  último, se fortaleció la demanda extranjera de valores italianos; después de que la cuenta corriente registrara un superávit, la posición de inversión internacional neta positiva de Italia aumentó.

 

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: