ComercioAmérica del Norte

Importaciones de glifosato cubren 100% de su uso en algodón en México

La producción de algodón representa 5% del uso de glifosato en México, del cual 100% es importado y reformulado por empresas mexicanas, de acuerdo con un reporte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés).

Desde noviembre de 2019, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ha dejado de emitir unilateralmente permisos de importación para el pesticida glifosato, citando el principio de precaución.

El secretario Víctor M. Toledo ha mencionado en varias ocasiones que impulsa una política pública agroecológica, que incluiría la supresión de los insumos agrícolas utilizados para proteger los cultivos de plagas y enfermedades.

La USDA indicó que esta medida representaría una prohibición total del uso de glifosato en el país, lo que resultaría en un aumento de la mano de obra, un aumento de los costos para la protección alternativa de plagas y enfermedades, y probablemente resultará en menores rendimientos.

Glifosato

La Semarnat emitió opiniones vinculantes negativas para todas las solicitudes de siembra de algodón transgénico este año, lo que resultó en una escasez de semillas disponibles para la siembra.

Mientras la Semarnat es responsable de revisar y emitir opiniones vinculantes para los permisos, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) entrega los permisos directamente a las empresas semilleras.

La Semarnat cita preocupaciones de variedades genéticamente modificadas que se entremezclan con poblaciones tradicionales de algodón silvestre que se encuentran en el sur del país, así como la ausencia de un proceso de consulta indígena que debe ser llevado a cabo por el gobierno como motivo de rechazo.

Las poblaciones de algodón silvestre no se encuentran en el norte, donde se cultiva la mayor parte del algodón comercial.

Los rechazos de permisos han tenido ramificaciones significativas para la siembra de algodón en México, ya que los productores tienen acceso a muy pocas variedades de semillas transgénicas obsoletas que no son compatibles en todas las áreas de cultivo y dan como resultado rendimientos bajos y una protección ineficaz contra las plagas.

A modo de comparación, destaca el USDA, el gobierno de México ha aprobado solo cuatro eventos comerciales de transgénicos, mientras que Brasil tiene 21 eventos disponibles para productores.

 

Publicidad
Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: