Jets Privados Jets Privados Toluca
América del NorteAsiaComercio

Ganan países en desarrollo (sin China) en el comercio mundial

Un cuestionamiento a la Organización Mundial de Comercio (OMC) se refiere a su incapacidad de generar nuevas reglas que se adapten a las profundas transformaciones que ha experimentado el comercio mundial en las últimas décadas, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Tres de ellas son particularmente relevantes: la proliferación de las redes internacionales de producción de tipo Norte-Sur, el consecuente aumento de la participación de las economías en desarrollo -y especialmente de China- en el comercio mundial las exportaciones mundiales y la intensa digitalización del comercio mundial asociada a la Cuarta Revolución Industrial.

Economías desarrolladas, economías en desarrollo y China: participación en las exportaciones mundiales de bienes, 1990-2018 (En porcentajes)

Para ilustrar la magnitud de estos cambios, basta notar que, en 1995, cuando la OMC entró en funciones, las economías avanzadas de América del Norte, Europa Occidental y el Japón representaban aproximadamente el 70% de las exportaciones mundiales de bienes, había solo un acuerdo comercial Norte-Sur vigente (el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el uso comercial de Internet estaba en sus inicios.

Comercio mundial y China

El ingreso de China a la OMC en 2001 se vió en aquel entonces como un hito que consolidaría el modelo de globalización asociado a la continua reducción de las barreras en el comercio mundial y a la inversión extranjera directa.

Sin embargo, de acuerdo con la Cepal, también fue un factor que contribuyó al fracaso de la Ronda de Doha para el Desarrollo, iniciada ese mismo año, debido a la reticencia de muchos países a abrir sus mercados por temor a la competencia de las exportaciones industriales chinas.

Esto a su vez redujo el espacio político -ya limitado- para que los países avanzados aceptaran reducir sus aranceles y subsidios agrícolas, demanda básica de los países en desarrollo.

Por otra parte, la débil recuperación de las economías avanzadas tras la crisis financiera mundial, sumada al impacto de las políticas de austeridad y el aumento de la desigualdad, ha fortalecido a los partidos y movimientos políticos que se declaran críticos de la globalización y de la economía que aparece como su principal beneficiaria: China.

Si bien esto es particularmente notorio en el caso de los Estados Unidos, otras economías avanzadas como la Unión Europea y el Japón comparten varias de las preocupaciones estadounidenses.

Según estos actores, los acuerdos de la OMC presentan insuficiencias para abordar problemas que consideran característicos del modelo económico chino, como las distorsiones generadas por los subsidios industriales, los privilegios otorgados a sus empresas estatales y las prácticas de transferencia forzada de tecnología.

 

pleca

Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: