Global

Frontera entre Texas y México fortalece competitividad regional

La frontera entre Texas y México fortalece la competitividad regional y de Estados Unidos y México, destacó el gobierno texano.

El comercio entre ambas naciones genera más de 5 millones de empleos en los Estados Unidos y el comercio entre Texas y México sustenta más de 382,000 empleos en Texas.

Asimismo, la actividad económica en la frontera entre Texas y México representa 116,400 millones en dólares estadounidenses (2018), mientras que la actividad económica en los estados fronterizos de México significa alrededor 3.7 billones de pesos (169,500 millones en dólares, 2018).

De esto, casi la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) en los condados fronterizos de Texas y dos tercios del PIB en los estados fronterizos de México dependen del comercio internacional.

Gran parte de esta actividad económica está relacionada con la producción manufacturera mexicana, donde las empresas en México y Estados Unidos son socias en la fabricación transfronteriza a través de un proceso conocido como producción compartida, lo que significa que los dos países trabajan juntos para construir y ensamblar productos.

Frontera entre Texas y México

Alrededor de 40% del contenido de las importaciones estadounidenses desde México se produce en Estados Unidos.

Según el gobierno de Texas, esta vitalidad económica asociada con la fabricación mexicana, los servicios logísticos y otras empresas relacionadas con el comercio continúa respaldando el rápido crecimiento de la población, las fuertes ganancias de empleo y el floreciente comercio a lo largo de la frontera México-Estados Unidos.

En la frontera entre Texas y México es crucial para las cadenas de suministro de América del Norte, donde dos de los cuatro principales estados importadores y exportadores mexicanos comparten una frontera con Texas: Coahuila y Nuevo León

En general, esta frontera es un factor clave para las economías locales, regionales, estatales y nacionales de Estados Unidos Y México.

La frontera facilita el flujo eficiente de personas y el comercio.

A lo largo de las décadas, la economía de la región fronteriza Texas-México ha crecido rápidamente.

El crecimiento del empleo regional y el comercio transfronterizo continúa, impulsado por la población general de América del Norte y el crecimiento económico y los lazos comerciales y sociales de la región fronteriza.

Entre 1990 y 2019, la región fronteriza (en los Estados Unidos y México, en conjunto) experimentó un crecimiento del empleo de 97%, de 1.5 millones a 2.9 millones de puestos de trabajo en ambos países.

Así, el aumento de la fabricación y el comercio ha impulsado el crecimiento del empleo.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba