ComercioAmérica del Norte

Freeland y Lighthizer tienen negociaciones “intensivas” sobre el TLCAN

pleca

La canciller canadiense, Chrystia Freeland, mantuvo conversaciones “intensivas” con Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blnaca, enfocadas en las propuestas de Washington sobre las nuevas reglas automotrices del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Por supuesto hay otros temas significativos que deben ser resueltos y esperamos profundizar en esas cuestiones en las conversaciones de mañana (miércoles)”, dijo Freeland.

La funcionaria canadiense, Lighthizer y el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, se reunieron este martes en Washington, DC, para abordar los temas más difíciles de la renegociación del TLCAN.

Frelland añadió que la reglamentación del sector automotriz será el corazón de un renegociado TLCAN.

El TLCAN eliminó todos los aranceles a las importaciones automotrices entre los tres países, siempre que cumplieran con las normas de origen del contenido del 62.5% para autos, camionetas, motores y transmisiones, y del 60% para todos los demás vehículos y partes automotrices.

Originalmente, Estados Unidos buscó aumentar el requisito de contenido de valor regional de vehículos de motor al 85% (un porcentaje que se negocia a la baja) y el requisito de contenido de Estados Unidos al 50% (una petición que ya eliminó). Actualmente, el TLCAN no contiene un requisito de contenido estadounidense.

Los fabricantes de vehículos y partes apoyan en general la conservación de las reglas de origen actuales, mientras que los grupos laborales buscan exigir un mayor porcentaje de contenido regional, lo que a su juicio reduciría la proporción de partes producidas en países que no pertenecen al TLCAN.

Los economistas y otros expertos sostienen que si las reglas de origen aumentan en virtud del TLCAN, es posible que Estados Unidos no logre las consecuencias previstas. Dicen que empresas que comercian vehículos de motor en América del Norte probablemente no sean capaces de cumplir con los nuevos requisitos y no logren ser elegibles para los beneficios del TLCAN.

Expertos de la industria argumentan que sería más rentable para los fabricantes de vehículos de motor y autopartes pagar el arancel de Nación Más Favorecida (NMF) de aproximadamente 2.5%, en lugar de cumplir con las engorrosas normas de los requisitos de origen que podrían fijarse con la renegociación del TLCAN.

Publicidad
Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: