Automotriz

Ford, FCA y General Motors piden mantener regla de origen de 62.5% en el TLCAN

pleca

Las tres grandes empresas ensambladoras automotrices de Estados Unidos, Fiat Chrysler Automobiles (FCA), Ford Motor y General Motors, solicitaron al gobierno de su país no modificar las reglas de origen del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Las reglas de origen se refieren al criterio pactado en un Tratado de Libre Comercio (TLC) para definir cuándo un bien es considerado originario (por su nivel de contenido regional) para gozar de las preferencias arancelarias.

El planteamiento fue expresado por su representante común, el Consejo Estadounidense de Política Automotriz (AAPC, por su sigla en inglés), en las audiencias públicas que realiza la Representación Comercial de Estados Unidos sobre la renegociación del TLCAN en Washington DC.

En Estados Unidos, la fabricación de automóviles representa el mayor sector manufacturero, con 13 fabricantes de automóviles que operan 44 plantas de montaje en 14 estados. Los fabricantes de automóviles, junto con sus proveedores y distribuidores, generan miles de millones de dólares para la economía estadounidense y apoyan a 7.25 millones de empleos en ese país.

Actualmente, para evitar pagar aranceles bajo el TLCAN, 62.5% del contenido de un vehículo debe ser fabricado en Estados Unidos, Canadá o México.

“Nos podría volver menos competitivos en comparación con nuestros pares internacionales y afectar nuestra capacidad para exportar. Podría cerrarnos el acceso a cadenas de suministros que aumentarían nuestros costos y podría afectar las ventas y finalmente el empleo dentro de la industria”, dijo Matt Blunt, presidente del AAPC.

Según la agencia Reuters, Blunt cuestionó que las normas de origen le estén permitiendo a China beneficiarse del TLCAN de una manera importante, asegurando que los componentes chinos equivalen a menos de 6% del valor de los vehículos construidos en América del Norte.

La posición de Blunt contrasta con la del secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, quien ha anticipado que pretende hacer más estrictas las normas de origen del TLCAN. La propuesta de Blunt, en cambio, es la misma que ha fijado Eduardo Solís, presidente de la Asociación de la Industria Automotriz (AMIA) de México. “Nuestra postura es que el Tratado de Libre Comercio hoy representa una historia de éxito, a la que no tendríamos que estar moviéndole temas tan importantes como las reglas de origen”, dijo Solís en mayo.

El AAPC representa los intereses comunes de política pública de sus compañías miembros, FCA, Ford y General Motors. Estas tres empresas son el corazón de la base industrial de los Estados Unidos y un motor de la economía industrial estadounidense.

 

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: