Global

FMI, OMC, OMS y Banco Mundial: propuesta sobre vacunación del Covid-19

El FMI ha propuesto un plan, respaldado conjuntamente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio (OMC), para vacunar contra Covid-19 al menos a 40% de la población en todos los países para fines de 2021 y a 70% para mediados de 2022, además de garantizar diagnósticos y terapéuticos adecuados.

El objetivo de cobertura de 70% para mediados de 2022 está impulsado por los imperativos sanitarios y económicos de detener la pandemia lo más rápido posible.

Esto es más alto que el objetivo de 60% propuesto originalmente para mediados de 2022 dado el aumento de más variantes infecciosas.

El objetivo revisado es coherente con el escenario de riesgo a la baja previsto en la propuesta original del personal técnico del FMI de 50,000 millones de dólares publicada en mayo de 2021, según la cual se designaron 1,000 millones de dosis adicionales para países de ingresos bajos y medianos bajos, y está alineada con la actualización de la estrategia global de vacunación de la OMS.

Según el FMI, es posible que sea necesario ajustar los objetivos nacionales en función de la demografía por edad y la evolución de las políticas.

Con un costo estimado de alrededor de 50,000 millones de dólares, el plan tiene el potencial de generar beneficios sociales y económicos masivos.

FMI

Más de la mitad de los países del mundo, que representan 35% de la población mundial, no están en camino de alcanzar la marca de 40% para fines de 2021.

Existe una necesidad urgente de donaciones de vacunas por parte de países con una gran parte de su población ya vacunada.

Gaps in Vaccination Rates across Economies (Percent)

La propuesta del FMI estima que se podrían compartir al menos 1,000 millones de dosis para fines de 2021 sin poner en peligro los objetivos nacionales de vacunación.

Las promesas recientes de China, el Grupo de los Siete y otros países en esa dirección son pasos bienvenidos, aunque las donaciones deben acelerarse para cumplir rápidamente los compromisos (a mediados de septiembre, solo alrededor de 19% de los 850 millones de dosis prometidas por el Grupo de los Siete se ha entregado a COVAX en junio).

También es fundamental priorizar las entregas de vacunas a los países que aún carecen de un amplio acceso, incluso mejorando el suministro a los vehículos de adquisición colectiva, como COVAX.

Producción

Eliminar rápidamente las restricciones restantes sobre las exportaciones de equipos médicos, materias primas y vacunas terminadas es otra prioridad.

La diversificación y el aumento de las capacidades de producción y distribución de vacunas (incluso a través de inversiones en riesgo en dosis en nombre de los países en desarrollo de bajos ingresos) son importantes para acelerar la amplia cobertura de la población mundial.

Tales acciones mejorarían la preparación para reaccionar y adaptarse a giros inesperados en la pandemia, incluida la posible necesidad de inyecciones de refuerzo si la inmunidad disminuye o surgen nuevas variantes.

De manera más general, según el FMI, sigue siendo crucial aumentar la financiación para las pruebas, el rastreo y la terapéutica para mejorar el diagnóstico y el tratamiento al tiempo que se amplía la vigilancia genómica para la detección temprana de nuevas variantes.

Cualquier acción que ayude a contener y mitigar los efectos en la salud del SARS-CoV-2 aumenta aún más en importancia a medida que aumenta la probabilidad de que el virus se vuelva endémico con la persistencia de la pandemia.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba