Mercados

Fertilizantes comerciales suben de precio

Los fertilizantes comerciales han subido de precio como consecuencia del conflicto entre Rusia y Ucrania, lo que disminuirá el rendimiento agrícola, proyectó la aseguradora de riesgo francesa Coface.

Ya desde el año pasado, los precios de los abonos se habían incrementado. Según la Organización Mundial de Comercio (OMC), los precios de la urea, un abono nitrogenado fundamental, se han multiplicado por más de tres en los últimos 12 meses; por ejemplo, las cotizaciones nominales de precios al contado del Mar Negro (a granel) han aumentado de USD 265/tonelada en enero de 2021 a USD 846/tonelada en enero de 2022.

Otro efecto indirecto para la industria agroalimentaria vendría como un subproducto del mayor gas natural, que es un insumo crucial para los fertilizantes. Los precios altísimos conducirán a una menor producción de fertilizantes y/o precios más altos, lo que disminuirá el rendimiento agrícola.

Además, una menor producción de fertilizantes significa menos CO2 disponible para aturdir al ganado antes del sacrificio, así como para algunas bebidas.

Por lo tanto, la Coface concluye que los altos precios del gas exacerbarán las presiones sobre los precios mundiales de los alimentos a través de varios canales.

Los precios de los fertilizantes están al alza. De hecho, se espera que los tres nutrientes principales en los fertilizantes comerciales (nitrógeno, potasio y fósforo) se vean afectados por los desarrollos actuales.

Fertilizantes

Los precios del nitrógeno subieron bruscamente después de que Rusia invadiera Ucrania.

Rusia es un exportador clave de nitrógeno con 7 millones de toneladas de urea exportadas anualmente en un mercado de 55 millones de toneladas.

El conflicto se sumará a las preocupaciones sobre el suministro, especialmente relacionadas con la prohibición de exportación de fertilizantes de China hasta junio de 2022 para asegurar el suministro interno de alimentos.

El aumento significativo de los precios y la agitación actual no alentarán a las autoridades chinas a levantar la prohibición de exportación.

Por último, pero no menos importante, con pérdidas de producción como las de Europa occidental, vale la pena señalar que los inventarios se están agotando, especialmente en India, un importador clave.

Además, los fertilizantes son fundamentales para que India alimente a su sector agrícola, que emplea a 60 % de la mano de obra del país y representa el 15% del PIB.

Alrededor de un tercio de las importaciones de potasa de la India son satisfechas por Rusia y Bielorrusia, indica la Coface. Una interrupción en el suministro de fertilizantes obstaculizaría la productividad en el sector agrícola.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: